May Serrano: “Estoy felizmente casada conmigo misma”

La escritora May Serrano

May Serrano estaba cansada de que le rompieran el corazón, de buscar su príncipe azul y de ser la costilla de nadie. Por eso decidió tener un cuento de hadas sin ‘partenaire’. Ha encontrado su alma gemela dentro de sí y ha decidido casarse consigo misma con el firme compromiso de cuidarse, quererse, respetarse y mimarse todos los días de su vida. En otros países se llama ‘sologamia’ (recordemos que ya empleó el término Carrie Bradshaw en ‘Sexo en Nueva York’) y cada vez hay más mujeres que están dando este paso. La autora nos cuenta las razones de su autoamor en ‘Me caso conmigo misma’ (Editorial Arcopress).

PREGUNTA.- ¿Estás casada contigo misma?

RESPUESTA.- Sí, lo hice hace siete años, no estaba siguiendo ninguna corriente. En concreto, surgió de una necesidad de hacer público este amor y de lanzar el mensaje a la sociedad de que no necesitamos a otra persona para estar completas. No somos la media naranja de nadie. Somos naranjas completas.

P.- ¿Es una opción que toman más mujeres que hombres?

R.- Sí, porque los hombres vienen casados consigo mismos de fábrica. Culturalmente, se acepta mejor que un hombre tome decisiones pensando en él mismo, en sus intereses, sus sueños. Mientras que se supone que las mujeres vivimos para darnos a los demás

P.- ¿Cómo llega a la conclusión de que es una naranja completa?

R.- Cuando llegas a los 30 la gente empieza a acosarte con el ‘¿cuándo te casas?’, como si eso fuera obligatorio para tener una vida plena, para ser una persona completa. Con esta acción yo me reivindico como una persona completa, una individualidad que existe más allá de que tenga pareja o no.

P.- ¿Corre el riesgo de convertirse en una persona solitaria y egoísta?

R.- Todo lo contrario. Cuando te haces responsable de tu felicidad tus relaciones son más sanas, más igualitarias y menos exigentes. Cuando te quieres tú, quieres mejor a las demás personas, las respetas más.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
16/06/2018
Compartir