Los obispos de Bolivia se desmarcan del nuevo cardenal Toribio Ticona

Aurelio Pesoa, secretario general Conferencia Episcopal Boliviana diciembre 2017

Ayer, miércoles 13 de junio, la Conferencia Episcopal de Bolivia emitió un comunicado en el que evidenciaba la distancia que hay entre el órgano y el arzobispo Toribio Ticona, quien próximamente será creado cardenal. Tales distanciamientos no tienen otro motivo que diferencias en cuanto a ideas políticas, pero han llevado a la CEB al extremo de publicar una nota.

El comunicado dice así: “La Conferencia Episcopal Boliviana y sus autoridades, legítimamente elegidas, o sea, presidente, vicepresidente, secretario general y Consejo Episcopal Permanente, es la voz oficial de la Iglesia católica en Bolivia. El cardenal es miembro de la Conferencia Episcopal Boliviana, como obispo emérito, teniendo derecho a voz, de acuerdo con sus Estatutos”. Si bien el tono es muy respetuoso y en el mismo comunicado agradecen al Papa haber nombrado un cardenal boliviano, subrayando que estas diferencias de opinión no conllevan “división o manipulación de la Iglesia”.

Según informa El Deber, esta nota llega poco después de que Ticona criticase a los obispos bolivianos por desaprobar ciertas medidas del Gobierno. Y es que el mitrado busca un cambio de actitud respecto a la gestión de Evo Morales por parte de la CEB: “Con Evo somos amigos y voy a dar el paso para que nos acerquemos y nos respetemos mutuamente, el presidente con su ideología y su partido, y la Iglesia servidora de los hombres”.

Mañana, viernes 15 de junio, los obispos nicaragüenses han convocado la mesa de diálogo tras la respuesta del presidente Ortega a su petición de “democratizar” el país. Dicha respuesta no se hará pública hasta mañana, y llega en un momento de gran tensión, con paros generales de 24 horas durante todo el día de hoy, animados por los propios obispos.

Así, los prelados esperan que se llegue a una solución que acabe con la crisis que ha dejado, por ahora, 152 cadáveres y más de mil heridos por la acción de bandas paramilitares sandinistas y la policía. Según La Prensa, la oposición, que ha sido convocada para la reunión de diálogo, no se ha pronunciado aún al respecto, pero no ha desconvocado la huelga de hoy.

No a la instrumentalización de la religión

Los imanes y los obispos católicos de la República Centroafricana han publicado sendos comunicados paralelos, pero coincidentes, en los que denuncian la “instrumentalización de la religión para sembrar el odio y la división”, a raíz de la guerra entre grupos yihadistas y milicias cristianas que asola el país desde hace 5 años.

Los actos de violencia que se suceden desde hace tiempo en República Centroafricana tienen como objetivo convertir la crisis política en una crisis confesional”, afirman los imanes en su comunicado. Los obispos católicos por su parte añaden que “los centroafricanos deben saber que quieren tomarnos como rehenes y explotarnos con fines maquiavélicos. Deben estar alerta para evitar cualquier manipulación”. Asimismo estos recuerdan que la venganza ciega “podría conducirnos al genocidio”.

Según informa Fides, tras la creciente cantidad de asesinatos de fieles y sacerdotes en iglesias, los obispos han pedido al Gobierno que explique la presencia de mercenarios rusos que apoyan y entrenan a grupos armados locales, exigiendo que centre sus esfuerzos y los de la misión de la ONU en detener la violencia en lugar de alimentarla, y en proteger a la población.

Noticias relacionadas
Actualizado
14/06/2018
Compartir