Peregrinos inauguran la ruta espiritual Ciudad de México-Compostela, España

El punto de partida es la Parroquia de Santiago Apóstol en Tlatelolco; Iván González fue el primer peregrino en hacer el Camino Mexicano y recorrer los cien kilómetros a pié

La Orden del Camino de Santiago inauguró hace unos meses una ruta espiritual hacia Compostela, España, la cual parte desde la Ciudad de México; de manera específica, de la Parroquia de Santiago Apóstol, en Tlatelolco.

En entrevista para Vida Nueva, la actual Comendadora de la Orden del Camino de Santiago en México, Marianela Peña, explica que desde mucho tiempo atrás traía la idea de construir una ruta que saliera de México y conectara con el Camino de Compostela, pues ésta no existía. Tras asumir su cargo en el 2016, decidió poner manos a la obra y convertir su sueño en realidad.

La propuesta fue presentada ese mismo año al Consejo de la Orden –formada por el Gran Mestre Miguel Pampín; el canciller Alejandro Rubín y el secretario general Alfonso Barcia– y ésta fue aceptada.

Tras analizar cuál podría ser la sede o punto de partida del Camino Mexicano, Marianela Peña propuso la Parroquia de Santiago Apóstol, porque “justamente ahí se fusionó la cultura española y la cultura del pueblo mexica llamado Tlatelolca”, dice.

La parroquia, erigida después de la conquista de 1521, fue construida con la misma piedra de las construcciones mexicas, y comparte espacios donde aún se conservan partes de las pirámides que formaban la ciudad mexica.

Esta parroquia –al cuidado de la familia franciscana– se encuentra en la lista de patrimonio de la humanidad por la UNESCO, y dentro de poco se celebrarán sus 500 años de existencia.

Mexicanos rumbo a España

La Orden del Camino de Santiago calcula que a lo largo de los años unos tres mil mexicanos han hecho el tradicional Camino de Santiago.

Después de la ceremonia de la apertura del Camino Mexicano, partió de la Ciudad de México el primer peregrino con este itinerario. Su nombre es Iván González, quien al llegar a la Catedral de Santiago fue condecorado por los miembros de la orden. Posteriormente, llegaron los Monroy, la primera familia mexicana en cumplir, al igual que Iván González, el recorrido de cien kilómetros a pié.

Explica Marianela Peña que tanto Iván como la familia Monroy fueron recibidos por los integrantes del Consejo de la Orden, quienes dieron testimonio de su llegada. “Estamos llevando un registro de los peregrinos que salen desde la Ciudad de México. Las personas que así lo quieren, viajan a Compostela con el ‘Sello de peregrino’ en su pasaporte, el cual indica que salieron del Camino Mexicano”.

Orden del Camino de Santiago en México

La Orden y el folklor mexicano

La Comendadora apuntó que la delegación mexicana de la Orden de Santiago trabaja en construir su propia identidad, de tal manera que, apegada a los objetivos de la misma, tenga su propia esencia y su fervor al Apóstol con un folklor y cultura propios.

Adelantó que la orden también trabaja en proyectos con la Secretaría de Turismo Federal y el Centro Cultural de Tlatelolco, que pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México, para unir caminos en las poblaciones locales que tengan algunas iglesias, capillas o catedrales edificadas en nombre del Apóstol Santiago, y de esta manera hacer rutas turísticas, culturales, religiosas y gastronómicas que se unan al final con la sede de Tlatelolco.

La Orden del Camino de Santiago

En el 2014 Marianela Peña fue investida como “Dama del Camino de Santiago” en España, lo cual –dice– es todo un honor. Su labor se apega a los preceptos y obligaciones de la orden, “que nos obliga a realizar por lo menos una vez en la vida el Camino; también debemos participar en las celebraciones en nombre del Apóstol Santiago y en los eventos que organiza la orden”.

Adicionalmente, los miembros de la orden en México –integrada por 27 Damas y Caballeros– están llamados a difundir la historia del Apóstol y su Catedral en Compostela, así como la peregrinación; todo esto, desde el ámbito cultural, turístico, gastronómico y religioso. “También debemos portar con honor la vestimenta oficial en los actos de la orden y llevar una vida congruente con nuestra razón de ser y pertenecer a la misma”.

Marianela Peña actualmente está enfocada en escribir la historia de la apertura del Camino Mexicano en un pequeño libro que dé testimonio de ello y se guarde en los archivos de la orden.

Noticias relacionadas
Actualizado
13/06/2018
Compartir