La Copa de Europa que Keylor y Salah quieren levantar a Dios

  • A unas horas de la final, el madridista reza a Jesús y el del Liverpool se pone en manos de Alá
  • El costarricense es miembro activo de un grupo de estudio bíblico y el egipcio cumplirá con el Ramadán
  • En caso de ganar la 13ª, el Real Madrid ofrecerá, muchos años después, el título a La Almudena

Keylor. Deporte y religión

Cuando, a las 20:45 horas de este sábado 26 de mayo, el balón empiece a rodar en el césped del Olímpico de Kiev, dos jugadores levantarán fugazmente la mirada al cielo. El cancerbero costarricense Keylor Navas aspira a ganar su tercera orejona seguida custodiando la meta del Real Madrid y, a continuación, ofrecerle el título a Dios desde su fe cristiana. A unos metros de él, el egipcio Mohamed Salah, gran referente del Liverpool, soñará con erigirse en campeón europeo y con dedicarle el triunfo a Alá.

Que Keylor es un ‘Hombre de fe’ lo atestigua una película titulada así y que se acaba de presentar esta semana en España, tras pasar por Cannes y por festivales de todo el mundo. Así, la cinta, dirigida por Dinga Haines Mesa, narra los episodios clave en la biografía del portero blanco desde sus inicios como futbolista, siempre marcados por la humildad y la superación contra la adversidad. Nacido en una familia pobre, pero con una honda fe cristiana, esos valores los ha mantenido hasta el punto de ser el motor de su vida y de su condición de estrella mundial.

En su propia página web, el costarricense recalca cuál es la frase que más repite: “Gracias a Dios….Todo es por Él”. Y es que, para él, la fe lo es todo: “Los valores me han ayudado mucho en mi vida. Me tocó tomar decisiones muy fuertes, pero Dios me ha guiado en todo momento y me envió a gente cuando me pude desviar. Todavía me falta mucho camino que recorrer porque tengo muchos objetivos”.

Un grupo de estudio bíblico

En ese caminar diario, Keylor se apoya fuertemente en su grupo de estudio bíblico ‘Theos Place’, que se originó en Costa Rica y que se basa en encuentros semanales que giran en torno a una charla y un momento de oración. Además, sus 10 miembros se reúnen otros tres días a la semana para reflexionar a partir de distintos pasajes de las Sagradas Escrituras.

El tico nunca pierde la oportunidad de manifestar públicamente sus creencias. Entre las distintas declaraciones a los medios con motivo de la final de la Copa de Europa que espera que culmine con la Decimotercera del Real Madrid, en esta entrevista con ABC aparece el Keylor más espiritual: “Todo esto que tengo hay que disfrutarlo porque el fútbol es una bendición de Dios, pero no tiene por qué ser lo más importante en mi vida. Desde que acepté a Cristo en mi corazón, mi mayor objetivo es lograr la vida eterna y poder llegar a estar junto a Él. Cristo me ayuda a ver las cosas desde un punto de vista donde uno empieza a entender que hay cosas que no tienen por qué afectarnos”. “

“Cristo me da sabiduría –concluye–, una mente tranquila y un corazón fuerte para, en los momentos difíciles, luchar, y en los momentos de bendición y felicidad, no volverse loco, tener los pies en la tierra y ser humilde. También me ayuda a pensar con detenimiento cada decisión de mi vida para saber si edifica más o menos. Y me recuerda que hay muchos niños que me siguen, y quiero darles ejemplo, porque de lo contrario me sentiría mal”.

“Un buen musulmán”

En cuanto a Salah, también atraviesa el mejor momento de su carrera deportiva. Tras experiencias complicadas en Chelsea o Roma, donde nunca terminó de convencer, en su primera temporada con el Liverpool ha sido elegido como el mejor jugador de la Premier, logrando 32 goles y disputando la Bota de Oro a Messi hasta el último momento. Además, un tanto suyo fue el que clasificó a Egipto para el próximo Mundial, todo un hito en un país arrebatado por el deporte rey.

En un país que lleva años postrado por una profunda crisis política, la imagen de El Faraón, como le conocen todos sus compatriotas, fomenta el orgullo nacional y está presente en miles y miles de establecimientos, casas y paredes. El gran ídolo de los egipcios lo es porque todos reconocen en él a una persona humilde y generosa con quienes peor lo pasan. Pero, además, es ensalzado como “un buen musulmán”.

Algo que visibiliza en la celebración de cada gol, levantando sus dos dedos índices al cielo. Pero también en la intimidad del hogar… Y es que, pese a las especulaciones sobre la cuestión en las últimas semanas, se ha confirmado que Salah ha cumplido el Ramadán a rajatabla hasta tres días antes de la final europea. No saltará al césped en ayunas de comida y bebida, aunque sí adaptará su ingesta al precepto islámico.

Así lo asegura el diario egipcio ‘Al Masry al Youm’, quien ha tenido acceso a la familia del jugador y detalla además que esta ofrecerá antes del partido tres corderos para pedir a Alá que bendiga a Salah.

El Madrid volvería a La Almudena

Según ha sabido Vida Nueva, en caso de que el Real Madrid venza en Kiev y levante su decimotercera copa de Europa, el equipo visitaría el domingo  la catedral de La Almudena para ofrecer el éxito a la Patrona de la capital. El acto formaría parte de la celebración más institucional, junto a la tradicional visita a las autoridades en las sedes del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. La novedad está en que hace ya muchos años que el club blanco no ofrecía sus títulos en el templo madrileño.

Noticias relacionadas
Actualizado
26/05/2018
Compartir