Comienza el Ramadán, el mes más sagrado del año para casi 2 millones de musulmanes españoles

  • El papa Francisco les ha deseado que sea un momento “privilegiado de oración y ayuno que ayude a caminar por el camino de Dios, que es el camino de la paz”
  • La Comisión Islámica de España pide, un año más, que los exámenes de Selectividad sean “a primera hora” al coincidir con el ayuno

Celebración del Ramadán foto archivo

Hoy –17 de mayo–, con la llegada de la luna nueva, comienza el Ramadán, el mes santo por excelencia en todo el mundo musulmán. Precisamente el papa Francisco, en su audiencia del miércoles quiso felicitar a los fieles de esta religión, a los que deseó que este tiempo fuese un momento “privilegiado de oración y ayuno ayude a caminar por el camino de Dios, que es el camino de la paz”.

El Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, en su mensaje para conclusión del mes de Ramadán de 2017, insistió en la importancia continuar e intensificar el diálogo entre cristianos y musulmanes, en su dimensión educadora y cultural, para que se movilicen todas las fuerzas al servicio del hombre y de la humanidad, para que las jóvenes generaciones no se constituyan en bloques culturales o religiosos, unos contra otros, sino como auténticos hermanos y hermanas”. El propio Francisco firmó este mensaje, en 2013, en su primer año de pontificado propuso una reflexión sobre “la promoción del respeto mutuo a través de la educación”.

Los casi dos millones de musulmanes que hay en España se disponen a cumplir los preceptos de este mes de ayuno que constituye uno de los cinco pilares del islam. Todo un ciclo lunar en el que los creyentes no podrán ingerir alimentos ni bebida, ni fumar, ni mantener relaciones desde el alba hasta la puesta del sol, prácticas corporales que tienen la finalidad de propiciar un mayor espacio a la oración y a la atención a los necesitados. Este mes conmemora el inicio de la revelación del Corán, a través del ángel Gabriel al profeta Mahoma.

Implicación de toda la sociedad

El Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España marca algunos usos sociales que la sociedad debe tener con los fieles musulmanes durante estas semanas, hasta el nuevo ciclo lunar el 13 de junio. Así el texto señala que quienes pertenezcan a algunos de los grupos musulmanes de la Comisión que ha firmado el acuerdo, pueden solicitar, si así lo desean, “la conclusión de la jornada laboral una hora antes de la puesta del sol, durante el mes del ayuno”. Señala, además, que la “alimentación de los internados en centros o establecimientos públicos y dependencias militares y la de los alumnos musulmanes de los centros docentes públicos y privados concertados que lo soliciten, se procurará adecuar a los preceptos religiosos islámicos, así como el horario de comidas” durante el Ramadán.

El presidente de esta agrupación de fieles, Riay Tatary, agradeció a toda la sociedad española su “comprensión”por esta práctica religiosa e expresó la “ayuda y facilidades” dadas a todos, “especialmente, a las personas en puestos de decisión”. En declaraciones a Europa Press ha especificado, además, que se han recibido “varias peticiones, especialmente de aquellos que trabajan en invernaderos o en la cosecha de la fresa, ellos aguantan, tienen voluntad, pero pedimos que las jornadas empiecen más temprano y concluyan antes”.

Por otro lado, también ha pedido a los propios responsables de locales que organicen sus celebraciones –siempre tras la puesta del sol– “de forma que no se produzcan molestias al resto de vecinos por la concurrencia de fieles, en ocasiones acompañados de sus hijos, en horario nocturno, respetando el reposo de sus convecinos”.

Pruebas de acceso a la universidad, agotadoras

Igual que en los años anteriores, la convocatoria, en muchas comunidades autónomas, de las pruebas accesos a la universidad durante la primera semana de julio afectando a los alumnos musulmanes que siguen esta práctica religiosa. El ayuno diurno del Ramadán se prolongará hasta la tercera semana de junio, por lo que el presidente de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, ha pedido nuevamente que se adelante el horario de los exámenes y se realicen “a primera hora”,para que los estudiantes musulmanes no tengan que realizar los exámenes con el agotamiento de haber vivido una jornada sin haber tomado alimentos o bebido líquidos.

“Pedimos que los exámenes sean a primera hora y no muy largos, porque la jornada de exámenes de Selectividad es agotadora. Los chicos tienen voluntad de cumplir con el Ramadán y muchos se mantienen firmes a pesar de que tienen licencia”, ha señalado el propio Tatary a la agencia Europa Press. El responsable se refiere a la licencia que permitiría romper el ayuno a quienes se encuentren muy debilitados o sin fuerzas. También están exentos los niños, ancianos, embarazadas, parturientas, lactantes, mujeres con la menstruación y personas enfermas.

Tatary ha formulado peticiones similares los cursos anteriores, sin tener ninguna respuesta. En sus declaraciones ha pedido “tanto a administraciones como a empresarios unas buenas prácticas en el uso de sus poderes públicos o privados”.

Noticias relacionadas
Actualizado
17/05/2018
Compartir