El papa Francisco da a los obispos chilenos un tiempo “exclusivamente para meditar y orar”

  • 34 prelados de Chile acuden al encuentro del pontífice para analizar el informe de Scicluna y valorar los siguientes pasos que debe dar la Iglesia en el país
  • Están previstos tres encuentros más: uno el miércoles 16 de mayo y dos el jueves 17 de mayo

En la tarde de ayer se produjo el primer encuentro del papa Francisco con los obispos chilenos, tal como había anunciado el pontífice en su carta a los prelados tras el informe Charles Scicluna sobre los abusos sexuales. El Papa, que en su texto pidió perdón y reconoció haber cometido “graves equivocaciones de valoración” en el caso Barros, convocaba a los obispos a un encuentro en Roma para dialogar sobre las conclusiones del informe de Scicluna.

“He pensado en dicho encuentro como en un momento fraternal, sin prejuicios ni ideas preconcebidas, con el solo objetivo de hacer resplandecer la verdad en nuestras vidas”, escribió en su momento. 

Tres encuentros

A las cuatro de la tarde, en la llamada ‘auletta’, dentro del edificio del Aula Pablo VI, según ha confirmado el Greg Burke, portavoz vaticano, “el Papa ha entregado a cada uno de los obispos el texto con los temas de meditación”. A la cita han acudido 34 obispos chilenos, 3 de ellos eméritos.

El comunicado vaticano confirma que habrá tres encuentros más: uno la tarde del miércoles 16 de mayo y habrá otros dos el jueves 17 de mayo –uno por la mañana y otro por la tarde–. Hasta que se produzcan dichas reuniones, “se abre un tiempo dedicado exclusivamente a meditar y orar”, según el propio Burke.

Un día antes de encuentro, en un encuentro con la prensa organizado por la Secretaría para la Comunicación del Vaticano, el secretario de la Conferencia Episcopal, Fernando Ramos, señaló que los prelados chilenos sienten “de dolor y vergüenza, porque lamentablemente hay víctimas y eso nos causa un profundo dolor. Y vergüenza porque estos abusos se han cometido en ambientes eclesiales, donde jamás deberían haber ocurrido”. Por su parte, el obispo de San Bernardo, Juan Ignacio González señaló que los obispos puede“reparar en un tiempo todas las heridas que pueda haber en la sociedad chilena, y sobre todo en las víctimas, que es la gran preocupación de la Iglesia en este momento”.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/05/2018
Compartir