Extremadura reduce de nuevo las horas de Religión

Alumnos del colegio María Virgen de Madrid, perteneciente a las Hijas de Jesús

La batalla judicial que ha dado la razón a los padres y a la Iglesia en relación a la obligatoriedad de ofertar la asignatura de Religión en Bachillerato no parece frenar a la Junta de Extremadura. Al menos, así se pone de manifiesto en el proyecto de derecho del nuevo currículo de Secundaria y Bachillerato que ha dado a conocer el Gobierno autonómico, según recoge el diario HOY.

Así, se reduce la carga horaria de cinco horas a cuatro en ESO, mientras que en primero de Bachillerato pasa de dos horas a una. Eso sí, se mantiene la presencia en segundo de Bachillerato tal y como obliga el Tribunal Supremo después de que fuera retirada por el Ejecutivo. La Junta ha aprovechado que la sentencia del alto tribunal no entra en las horas concretas de docencia para mantener la misma carga lectiva del decreto de 2016 que desató toda la polémica. Padres, profesores y diócesis ya han anunciado que presentarán alegaciones al borrador, además de movilizaciones.

El juicio a Pell, ¿a puerta cerrada?

La Fiscalía del estado australiano de Victoria, al que corresponde el caso del cardenal George Pell, ha solicitado que el juicio por abusos sexuales al “ministro” vaticano de Economía se celebre a puerta cerrada, o lo que es lo mismo, que se suprima completamente la cobertura periodística para garantizar un juicio justo.

De esta manera, The Guardian detalla que será mañana miércoles cuando el juez Peter Kidd, del Tribunal de Melbourne decida a este respecto para ver si finalmente se aplicará “a cualquier información derivada del proceso o cualquier documento asociado” como solicitan los fiscales. 

Los obispos de Venezuela piden retrasar una elecciones “ilegítimas”

La Conferencia Episcopal de Venezuela no quiere que la situación crítica que vive el país caiga en el olvido para la opinión pública. Así dejan constancia a través de un comunicado en el que denuncian cómo el Gobierno de Nicolás Maduro no ha respondido ante la actual “espiral de conflictos” por lo que “clama al cielo el deterioro creciente que sufre el pueblo”.

Los obispos venezolanos lamentan “la indiferencia ante una campaña electoral que no ha tenido emociones, ni proyecto país, ni un número considerable de seguidores”. “En el fondo el pueblo entiende que la convocatoria a estas elecciones ha sido hecha con tanta antelación por ventajismo e intereses políticos, además de ser ilegítima por el ente que la convocó”, critican los prelados, que reiteran el llamamiento realizado hace unas semanas en el que deslegitimaban estos comicios previstos para el 20 de mayo.

“No se puede anteponer el interés de pequeños grupos políticos, ante el interés de la gran mayoría de la población venezolana. Nuevamente pedimos públicamente la postergación de estas elecciones para el último trimestre del año”, propone el Episcopado venezolano, tal y como recoge El Universal.

Noticias relacionadas
Actualizado
15/05/2018
Compartir