Tres películas para el fin de semana (4-6 de mayo de 2018)

Cada viernes, ‘Vida Nueva’ te acerca sus recomendaciones en pantalla grande (o no tanto)

Fotograma de 'Mi querida cofradía'

El estreno de la semana: ‘Mi querida cofradía’

Una devota católica malagueña aspira a convertirse en la presidenta de su cofradía. Pese a que la elección de su gran rival desbarata inicialmente sus planes, esta mujer removerá cielo y tierra para que las cosas cambien. Aunque tenga que meterse en un lío que parece no tener fin.

La rondeña Marta Díaz de Lope Díaz debuta en la dirección con una comedia costumbrista de enredos que surge de las emociones vividas por ella misma durante la Semana Santa en su tierra. De la atmósfera de incienso, música y silencio que rodea a sus procesiones, pero, sobre todo, de la contemplación de una imagen: la de un grupo de mujeres mayores avanzando detrás de la Virgen.

Sobre este icónico escenario, realzado por la imaginería barroca, una hermandad libra sus luchas de poder. Mientras tanto, el olor a cera y torrijas se cuela por cada plano de una historia con importantes dosis de humor menos inocente de lo que aparenta y oportunas reivindicaciones en clave femenina. Un popular y solvente reparto, encabezado por Gloria Muñoz y Juan Gea, se encargará de hacer el resto. ¿Quién dijo que la solemnidad de ciertas celebraciones está reñida con la risa?

Todavía en cartelera: ‘Invitación de boda’


Siguiendo una arraigada tradición palestina, un padre y un hijo se disponen a entregar en mano, casa por casa, la invitación de boda de su hija y hermana. Todo ocurre durante un soleado día de invierno en Nazaret, y constituye el motor narrativo de esta sobria ‘road movie’ urbana.

Como ya hiciera en ‘La sal de este mar’ (2008), Annemarie Jacir vuelve a proponer dos puntos de vista bien distintos –aunque complementarios– sobre la compleja realidad de su país: el de quien regresa a la tierra de sus mayores y el de quien siempre ha permanecido allí tratando de (sobre)vivir. Una oportunidad inmejorable para que ambos se reencuentren, y que la directora aprovecha para confrontar sendas miradas perfectamente legítimas sobre los condicionantes, los reclamos y los anhelos de todo un pueblo.

Sencillas conversaciones, en las que afloran sus diferencias y sus contradicciones internas, nos proporcionan una radiografía sincera y desideologizada de los problemas cotidianos de la región. Nada que no conociéramos, pero su realismo y humanidad nos enseñan como pocas veces lo había hecho antes el cine cómo vive, sueña y ama la Palestina de hoy.

Ya en DVD: ‘El gran showman’


Phineas Taylor Barnum (1810-1891) fue un empresario circense estadounidense surgido de la nada que acabaría fundando el fascinante Ringling Bros. and Barnum & Bailey Circus, una auténtica sensación mundial conocida en su época como “El mayor espectáculo en la Tierra”. Así se titula en su versión original este ‘biopic’ sobre un tipo visionario y transgresor, que revolucionaría la industria del espectáculo con un ‘show’ de variedades en el que intervenían artistas únicos.

El debutante Michael Gracey ha elegido para comandar la función a Hugh Jackman, fogueado ya en el musical con ‘Los miserables’. Y el actor australiano responde con solvencia a la confianza depositada para coreografiar los claroscuros de su personaje.

Música, circo y estrellas, luces, color y sonido se dan cita sobre el escenario en una historia que mira de reojo a ‘Moulin Rouge’ o la más reciente ‘La La Land’, pero que, pese a la fuerza de algunos de sus números, carece de la magia de ambas producciones para romper moldes. También de la necesaria agudeza para sacarle los colores al protagonista. Y, a tenor de lo que ya conocemos del personaje, argumentos no le faltarían.

Actualizado
04/05/2018
Compartir