Traducir la Biblia, transmitir la Palabra al Pueblo

  • La Asociación Bíblica Argentina ofrece las jornadas ‘Traducir la Biblia, transmitir la Palabra al pueblo’
  • PPC y la Editorial Guadalupe homenajean así al especialista argentino en textos bíblicos Armando Levoratti

La actividad fue coordinada por el sacerdote verbita Luis Liberti, quien dedicó el primer momento del evento para presentar una semblanza del biblista homenajeado. Luego, el Lic. Pbro. Santiago Rostom Maderna presentó la Revista Bíblica 77 78, número dedicado a las obras e investigaciones de Levoratti, haciendo foco en el tema de cada uno de los artículos que conformaron esta publicación especial.

Acto seguido, el Dr. Pbro. Eleuterio Ruiz presentó la colección de libros de la ABA (organismo que en su tiempo presidió Levoratti), una serie de publicaciones tanto de carácter divulgativo de la Palabra de Dios como de investigaciones científicas bíblicas.

Quién fue Armando Levoratti

Nació en La Plata el 31 de enero de 1933. Fue ordenado sacerdote en Roma, el 3 de marzo de 1957. 

Cursó estudios en el Seminario de La Plata, en la Universidad Gregoriana, en el Pontificio Colegio Pío Latino Americano, en el Pontificio Instituto Bíblico, y en el Pontificio Instituto Oriental, de Roma; en el Instituto Oriental de la Universidad de Chicago y en la Universidad Nacional de La Plata. 

Fue profesor de Sagrada Escritura en el Seminario Mayor de La Plata. Profesor extraordinario invitado al Departamento de Sagrada Escritura de la Facultad de Teología de la Universidad Católica Argentina. Dictó cursillos sobre Hermenéutica Bíblica y colaboró en el curso de Exégesis del Antiguo Testamento. Dirigió la Revista Bíblica Argentina. Integró el equipo coordinador del Comentario Bíblico Internacional; y fue asesor honorario de las Sociedades Bíblicas Unidas, y miembro de la Comisión Fe y Cultura de la Conferencia Episcopal Argentina

Integró la Pontificia Comisión Bíblica y, en 1991, contribuyó a la preparación del documento sobre ‘La interpretación de la Biblia en la Iglesia’, con un trabajo sobre las relaciones de la exégesis bíblica, con la Teología Dogmática. Dictó conferencias en España, Italia, Estados Unidos y en casi todos los países de Hispanoamérica. Participó en numerosos talleres de ciencias bíblicas, organizados por las Sociedades Bíblicas Unidas, especialmente en Cuba. Fue coordinador de la edición del Comentario Bíblico Latinoamericano. 

Una de sus contribuciones más notables fue la traducción de la Biblia, de los originales hebreo y griego, junto con monseñor Alfredo Trusso. Nació, así, la versión argentina de la Biblia.

Presentes en la Feria del Libro

Entre los presentes, participaron feligreses de muchas de las diócesis del Gran Buenos Aires, como así también un grupo de seminaristas del Seminario Arquidiocesano de La Plata (seminario donde vivió Armando Levoratti hasta sus últimos días), integrantes de la fundación Palabra de Vida, de la Editorial Verbo Divino (España), de la Editorial Santa María, de Gram Editora y miembros de la Comisión Episcopal de Biblia y Catequesis.

Más allá de un evento motivado por el recuerdo a Levoratti, en el marco de la 44° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, esta charla se convirtió en un espacio de reflexión acerca de la Biblia, uno de los libros más antiguos de la historia de la humanidad que aún sigue vigente y que fue traducido en muchas lenguas, incluso en el idioma español tiene distintas interpretaciones.

A pesar de los asientos contados, un inmenso público se acercó a la sala Domingo F. Sarmiento para escuchar con atención cada una de las magistrales exposiciones. La importancia de esta charla bíblica cobró real dimensión al verse que mucha gente tuvo que sentarse en el piso para oír las disertaciones.

Noticias relacionadas
Actualizado
03/05/2018
Compartir