Las cifras de la trata: aumentan un 16% las víctimas atendidas por las adoratrices en 2017

  • Las religiosas apoyaron de forma integral a 231 personas el pasado año; 32 más que en 2016
  • “Muchas veces las mujeres no tienen percepción del riesgo sobre lo que les puede ocurrir”, indican

Desde 1999 hasta 2017 son casi mil mujeres, de 60 nacionalidades distintas, pero con el punto en común de ser víctimas de trata, las que han sido acogidas y atendidas por el Proyecto Esperanza que las religiosas adoratrices gestionan con la intención de dar un apoyo integral a las mujeres.

Con un equipo interdisciplinar de 19 profesionales y voluntariado pueden desarrollar su labor “a través de una red de recursos residenciales, casa de emergencia y primera acogida, casa de consolidación, dos pisos de autonomía y un centro de día“, afirma Ana Almarza, directora de Proyecto Esperanza.

Un equipo especializado, con un servicio operativo las 24 horas, los 365 días del año, son los que permiten dar respuesta a las 231 comunicaciones que llegaron al proyecto el año 2017. Desgraciadamente los números aumentan cada año, y fueron 33 más que en 2016 a las que dieron respuesta.

Barajas, puerta de entrada

Marta González, responsable del Departamento de Identificación, comenta que “durante el año ha aumentado de forma significativa el número de mujeres víctimas detectadas en el Aeropuerto de Barajas, en el marco de sus solicitudes de asilo”. El esfuerzo del proyecto es llevar a cabo la “detección de indicios antes de la fase de explotación”, pero “muchas veces las mujeres no tienen percepción del riego sobre lo que les puede ocurrir en nuestro país y esto dificulta la detección e identificación de los casos”, continúa González.

La identificación formal es un proceso muy delicado y complejo. Desde el Proyecto Esperanza se pide reforzar una perspectiva centrada en la víctima, garantizando unas condiciones adecuadas que le permitan confiar, relatar su situación y pedir ayuda.

Apoyo especializado e integral

El proyecto busca ofrecer una propuesta que promueva el empoderamiento de las mujeres, especialmente en los recursos residenciales, en las condiciones de dignidad y seguridad que estas víctimas necesitan, así como a los servicios de información y apoyo en el ámbito médico, psicológico, educativo, jurídico y socio laboral que se ofrecen a través del centro de día.

El centro de intervención del Proyecto Esperanza se basa en una valoración individual de cada caso por parte del departamento de trabajo social, teniendo en cuenta edad, nivel formativo, situación familiar, experiencia de vida, la situación de violencia y explotación vivida, así como sus fortalezas, logros, objetivos y sueños para proyectarlos hacia el futuro y diseñar un plan de intervención personalizado junto a ella, que le ayude para avanzar en su recuperación.

Las cifras

  • El 60% de mujeres atendidas tiene edades comprendidas entre 18 y 30 años.
  • Se atendieron 231 comunicaciones en relación con posibles casos de trata, de las que 167 se identificaron como presuntas víctimas
  • Un 89% de los casos fueron atendidos en menos de 3 horas.
  • El 91% de las mujeres acogidas han experimentado una mejoría en los 10 primeros días.
  • 15 mujeres accedieron a una beca de estudio y 37 lograron un empleo a través del departamento de inserción sociolaboral.
  • El Departamento Jurídico ha atendido a 126 mujeres víctimas de la trata. El 40% de ellas adquirió estatus legal y 53 de 56 lograron acreditar su identidad.
  • Nigeria es el país de procedencia que concentra un mayor número de mujeres atendidas por el proyecto, seguido de Camerún, R.D Congo, Costa de Marfil, Rumanía y Paraguay.
Noticias relacionadas
Actualizado
18/04/2018
Compartir