Arzobispo de Panamá: “La Iglesia está en espera de una primavera juvenil”

José Domingo Ulloa Mendieta dirigió un mensaje a los jóvenes panameños que se preparan para ser anfitriones en la Jornada Mundial de la Juventud 2019

En estos momentos la Iglesia en Panamá tiene una sola cosa en mente: la Jornada Mundial de la Juventud 2019, para la cual faltan sólo 280 días. Mientras los preparativos caminan en tiempo y forma, los pastores no pierden oportunidad para motivar a los miles de jóvenes que acudirán de diversas partes del mundo a esta cita con el papa Francisco.

Así lo dejó ver una vez más el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa Mendieta, quien al presidir en días pasados la XLVIII Cita Eucarística no perdió oportunidad para recordarle a la juventud que la “Iglesia católica está en espera de una primavera juvenil” y que, como anfitriones de la JMJ-2019, tienen una gran responsabilidad.

El arzobispo dijo a los jóvenes panameños que la Iglesia espera mucho de ellos, pero les dejó en claro que para ser protagonistas no basta la pasión, sino que deben prepararse, conocer su historia personal, familiar, social, cultural y de fe: “sólo así, de la mano de sus abuelos y de sus mayores, podrán transformar con la alegría del Evangelio aquellas situaciones de injusticia y de inequidad, que hieren a la sociedad”.

El también presidente del Comité Organizador local de la JMJ-2019 se congratuló por los talentos juveniles que están emergiendo dentro de la Iglesia y en la sociedad en general, “líderes que se quieren alejar de aquellas prácticas politiqueras que han llevado al país a esta situación de corrupción e impunidad”, y aseguró que los jóvenes “nos están rebasando, y no nos damos cuenta”.

Jóvenes santos

Tras recordar que la JMJ-2019 se le ha confiado a María, lo que significa no sólo pedir su intercesión sino actuar como ella, monseñor Ulloa invitó a profundizar en la exhortación apostólica “Gaudete et exsultate”, en la que el papa Francisco explica que ser santo no es ser pasivo, sino estar más vivos que nunca; “también el Santo Padre nos alerta de la soberbia vestida de santidad; que para ser santo hay que ir contracorriente, hay que saber llorar, es salir de la lógica ‘del pare de sufrir’ que nos hace gastar ‘muchas energías por escapar de las circunstancias donde se hace presente el sufrimiento’”.

En este sentido, pidió a los jóvenes no tener miedo pero sí tener el coraje de ser santos en el mundo de hoy; “con esto no renuncian a su juventud o a su alegría –dijo–, todo lo contrario, mostrarán al mundo que es posible ser felices con tan poco, porque ya nos han ganado la vida eterna, por medio de la Resurrección de Jesucristo”.

Finalmente, al referirse al conflicto en Siria, afirmó: “ahora más que nunca juntos debemos clamar a Dios ante la amenaza que se cierne sobre Siria, un país devastado por el egoísmo humano y el horror de la guerra. Los cristianos y la gente de bien sabe que la violencia no se detiene con violencia. Esto más bien la acrecienta, dejando más víctimas y más dolor”.

De igual modo pidió orar por Venezuela, un país que –consideró- “se ve sometido a la testarudez de no escuchar los gritos de un pueblo que clama por mejores días”.

Cabe mencionar que durante la Cita Eucarística, un grupo de jóvenes mostró al arzobispo Ulloa el afiche oficial de la JMJ 2019, que fue diseñado por la joven Ámbar Calvo, creadora del logo oficial de la JMJ 2019.

Calvo detalló que el afiche fue inspirado en el amor de la juventud que visitará Panamá; en éste se observan edificios reconocidos de la ciudad capital y se muestra a un grupo de jóvenes con los símbolos de la JMJ caminando hacia ellos.

Noticias relacionadas
Actualizado
17/04/2018
Compartir