“Nuestros pueblos no quieren la amenaza de una guerra”, claman los obispos peruanos

  • A través de un comunicado la CEP hace votos por la vida y condena todo acto violento, afirmando que ninguna guerra es santa, “solo la paz es santa”
  • El episcopado advierte que la violencia lleva a más violencia y “en el peor de los casos, lleva a la muerte física y espiritual de muchos, si no es de todos”

“El mundo está en guerra y Dios llora”. De esta manera la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) se ha manifestado en favor de la paz, a través de un comunicado, tras los ataques perpetrados en Siria por Estados Unidos, Francia e Inglaterra, a la vez que señalan que “una sombra de dolor y de angustia sacude, en todas las naciones, a los hombres de buena voluntad”.

“Nuestros pueblos no quieren la amenaza de una guerra”, clama la CEP, subrayando que “las naciones del mundo están cansadas del fantasma de la destrucción. Creemos en la dignidad de toda vida humana sea cual sea su creencia, nacionalidad o condición”.

Nada justifica una guerra

Citando las palabras del papa Francisco en Asís, el 20 de setiembre del 2016, argumentan que “nada justifica una guerra, menos una religión: nunca se puede usar el nombre de Dios para justificar la violencia. Sólo la paz es santa. Sólo la paz es santa, no la guerra”.

Los obispos peruanos han sido muy enfáticos al condenar la violencia, por lo cual hacen suya la afirmación del obispo de Roma al aseverar que “la violencia no es la solución para nuestro mundo fragmentado. Responder con violencia a la violencia lleva, en el mejor de los casos, a la emigración forzada y a un enorme sufrimiento”.

No violencia activa y creativa

Los prelados peruanos invitan a todos a asumir la paz como compromiso. Por ello, inspirados en la carta apostólica en forma de Motu Proprio con la que se instituyó el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral fechada, el 17 agosto de 2016, expresan que “la Iglesia católica acompañará todo tentativo de construcción de la paz también con la no violencia activa y creativa, construyendo y defendiendo los inconmensurables bienes de la justicia, la paz y la protección de la creación”.

“Invitamos a todos los hombres de buena voluntad y de modo especial a quienes creemos en la fuerza de la oración a elevar nuestras plegarias, por las víctimas inocentes de las guerras, por quienes toman las decisiones y pueden detenerla y para que Dios nos conceda el don de la paz”, finaliza el comunicado.

Foto: Diario República.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/04/2018
Compartir