La juventud misionera toma impulso en El Escorial

  • 150 jóvenes se encuentran en la localidad madrileña convocados por OMP para profundizar en la dimensión misionera de la fe
  • “El primer objetivo era que los jóvenes que comparten vocación se pudiese encontrar”, afirma uno de los organizadores

Más de 150 jóvenes se juntan en el Escorial para hablar de su ser misionero gracias a OMP

El fin de semana del 6 al 8 de abril, 150 jóvenes con vocación misionera se reunieron en El Escorial, invitados por Obras Misionales Pontificias, para un encuentro con el lema ‘Dios está aquí y yo no lo sabía’. Una experiencia que ha desbordado todas las previsiones de la organización que tuvo que cerrar las inscripciones antes de tiempo. Para Juan Martínez, que forma parte del Consejo de Jóvenes de OMP y de la organización del encuentro, ha sido “un poco sorpresa, pero una alegría que nos permite hacer una valoración muy positiva”.

Los objetivos eran sencillos. El primero, comenta a Vida Nueva Juan Martínez, es el de convivir y “poder encontrarse las personas que comparten experiencia, vocación y formación misionera”. Por eso se puso el lema que quiera hacer de guía en los procesos formativos y de profundización de los jóvenes y con la mirada puesta en el próximo sínodo de los jóvenes.

Búsqueda en la juventud

Los jóvenes no dejan de sorprender, también en su capacidad de empatía y entrega a los demás. Para muchos de ellos la experiencia misionera es la que permite abrir la puerta a una experiencia de fe y para llegar a esta es importante que los jóvenes se sientan conmovidos. “El paso a la dimensión misionera es más fácil desde la búsqueda de un voluntariado o desde una llamada a la solidaridad“, continúa Martínez.

Aunque muchos llegan a la experiencia misionera por esa búsqueda personal, otros llegan por procesos formativos, que plantean la experiencia misionera como parte del proceso educativo. Juan Martínez lo confirma: “Para algunas congregaciones la animación misionera forma parte de la pastoral juvenil, así como en diócesis como Toledo o Córdoba donde se plantean que se viva una experiencia misionera en la formación hacia el sacerdocio”.

Apoyo de las instituciones eclesiales

Fernando González es un joven valenciano que ha participado en el encuentro. En la actualidad estudia un máster en cooperación internacional, porque como él mismo afirma: “Mi primer encuentro con África cambió mi orientación profesional“. Este licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte visitó Togo durante 3 meses con el Movimiento Corazones Valientes y Almas Valientes, después ha estado en Perú con la diócesis de Valencia y ya planea su siguiente experiencia en Togo este verano, aunque no será en el mismo proyecto.

Su valoración del encuentro es excepcional, comenta que “desde el concierto/oración del cantautor Unai Quirós, que abrió el programa, se creó un clima de oración que permitió ponernos en sintonía para el encuentro”. Pero también valora muy positivamente la participación de obispos y personalidades de la Conferencia Episcopal: “Es bueno que participen en este tipo de iniciativas juveniles para que podamos escucharnos unos a otros”, y pone el ejemplo de José María Gil Tamayo, secretario general de la CEE que participa en este encuentro por quinto año consecutivo. Al igual que Francisco Cerro, obispo de Coria-Cáceres que concluyó el encuentro presidiendo la eucaristía final.

Noticias relacionadas
Actualizado
09/04/2018
Compartir