De Donatis sobre ‘Gaudete et exsultate’: “La santidad es vivir lo ordinario de modo extraordinario”

El vicario de Roma, Angelo de Donatis, presenta la exhortación apostólica 'Gaudete et exsultate'

“La santidad es vivir lo ordinario de modo extraordinario”. Palabra del arzobispo Angelo De Donatis, vicario general del Papa para la diócesis de Roma y encargado de presentar hoy en el Vaticano la tercera exhortación apostólica de Francisco, ‘Gaudete et exsultate: sobre la llamada a la santidad en el mundo actual’. “La palabra santidad está considerada como anticuada por el mundo contemporáneo al que precisamente va dedicado el texto. ¿Quién expresaría con ella a lo que aspira su corazón? Estas consideraciones nos dicen cuál es el desafío que afronta la exhortación: mostrar la actualidad perenne de la santidad en el mundo”, comentó el prelado italiano.

De Donatis destacó en su intervención que “lo contrario” a la santidad no es sumergirse en el pecado, sino algo mucho más habitual: acomodarse a una existencia “mediocre, aguada” y renunciar así al “don” de disfrutar de “una vida plena, llena de gusto, un camino más humano”. Con ‘Gaudete et exsultate’ el Pontífice trata de que los fieles refresquen esa aspiración para “no caer en la tentación de reducir la perspectiva o perder el horizonte”. También lo debe hacer la Iglesia como institución: ha de tener una trayectoria “bien derecha” y no alejarse del camino que lleva a la búsqueda de Dios.

La santidad “de la puerta de al lado”

Con su exhortación apostólica, Jorge Mario Bergoglio aclara que la santidad “no es otra cosa que la vida que hacemos todos los días”, subrayó el vicario general para la diócesis de Roma. “Es nuestra misma existencia ordinaria vivida en manera extraordinaria, porque ha sido hecha hermosa por la gracia de Dios”. Por eso es algo accesible para todo el mundo y en cualquier circunstancia, que no lleva a pasarse todo el día centrado solo en la oración o en una labor particular. Francisco habla de la santidad “de la puerta de al lado”, como son los padres y madres trabajadores que se esfuerzan cotidianamente por llevar el pan a su casa y criar con amor a sus hijos.  

De Donatis estuvo acompañado en la presentación de ‘Gaudete et exsultate’ en el Vaticano por el periodista Gianni Valente, que centró su intervención en el segundo capítulo del texto, que con el título ‘Dos sutiles enemigos de la santidad’ habla sobre los peligros que plantean el gnosticismo y el pelagianismo. La exhortación apostólica advierte sobre el riesgo que se vive en la Iglesia cuando “se pretende prescindir de los hechos concretos y gratuitos con los que actúa la gracia” y se opta por tomar el “camino de la abstracción que lleva a desencarnar el Misterio”. “Si el cristianismo viene reducido a una serie de mensajes olvidando sus obras reales -advirtió Valente-, inevitablemente la misión de la Iglesia se reduce a una propaganda” destinada solo a difundir una ideas y buscar quién las apoye.

La tercera ponente en la presentación de ‘Gaudete et exsultate’ fue Paola Bignardi. La ex presidenta de Acción Católica destacó la explicación que la exhortación apostólica ofrece sobre la misericordia con un ejemplo concreto: cómo se reacciona al toparse con una persona que duerme en la calle en una noche fría. “Puede ser considerado como un fastidioso imprevisto o reconocer en él a un ser humano con mi misma dignidad”. Para Bignardi la forma de responder ante esta situación que plantea Francisco en su texto magisterial deja claro lo que significa ser de verdad cristiano.

Noticias relacionadas
Actualizado
09/04/2018
Compartir