Reciclaje ‘ad gentes’ en Osma-Soria

  • Gracias al papel han logrado un millón de euros para la misión en los últimos 25 años
  • La diócesis invita a los jóvenes a unirse al proyecto como voluntarios
  • Reportaje completo solo para suscriptores

La diócesis de Osma-Soria, un ejemplo en el reciclaje de papel

En Osma-Soria nada se queda en papel mojado. La Delegación diocesana de Misiones ha conseguido recaudar 36.355,70 euros en 2017 gracias al servicio de recogida y reciclado de papel. Una cantidad que suma casi un millón de euros en los últimos 25 años y que se destina íntegramente al sostenimiento de proyectos de misión abanderados por sacerdotes o religiosos sorianos.

Y esto es posible gracias a los voluntarios. Todos ellos jubilados. “Preservamos el medio ambiente, nos solidarizamos con los pueblos del tercer mundo y ayudamos a crear una cultura distinta a la del despilfarro de las energías y los bienes de la tierra”, indica la Misionera Eucarística de Nazaret Lourdes del Pozo Gil, delegada de Misiones de Osma-Soria.

Se buscan voluntarios

“Empezamos con un carrito, luego un coche y después un camión, al que hemos añadido una furgoneta”, explica a Vida Nueva el sacerdote Martín Zamora, promotor de esta iniciativa a principios de los 90. Una época en la que poco se hablaba del reciclaje, ni del cuidado de la Casa Común al que llama Francisco con su encíclica Laudato si’. “Las palabras del Papa nos han alentado a continuar, pero estamos concienciados sobre el cuidado del planeta desde hace mucho”, recuerda el cura soriano.

Pero para continuar con esta tarea a favor de los misioneros y, por ende, de los pueblos de misión, se necesita de más voluntarios. “Hemos llegado a tener hasta 15, pero ahora no hay más de cinco”, indica. Por eso, invita a todos los jóvenes de la diócesis a que se embarren. “La pastoral juvenil también pasa por hincar los codos y hacer lío, como nos dice Francisco”, afirma Jesús Mendoza, exdelegado de Misiones.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
07/04/2018
Compartir