Las 20 mejores frases de la Semana Santa 2018 del papa Francisco

  • Jorge Mario Bergoglio celebra su sexta Semana Santa como Pontífice
  • El obispo de Roma preside todas las celebraciones en el Vaticano
  • Del Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección: las siete homilías del Santo Padre

El papa Francisco celebra la misa del Domingo de Resurrección 2018 1 de abril

Es su sexta Semana Santa como Papa. Jorge Mario Bergoglio ha vuelto este 2018 a presidir todas las celebraciones en el Vaticano, desde el Domingo de Ramos hasta el Domingo de Resurrección. En total, ha pronunciado siete homilías, alocuciones u oraciones, que resumimos en las 20 mejores frases de Francisco.

25 de marzo. Domingo de Ramos [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

1. “Queridos jóvenes: Está en ustedes la decisión de gritar, está en ustedes decidirse por el Hosanna del domingo para no caer en el ‘crucifícalo’ del viernes…”.

2. “Está en ustedes no quedarse callados. Si los demás callan, si nosotros los mayores y los dirigentes callamos, si el mundo calla ante los corruptos y pierde alegría, les pregunto: ¿Ustedes gritarán? Por favor, decídanse antes de que griten las piedras”.

3. “¡Qué difícil es comprender la alegría y la fiesta de la misericordia de Dios para quien quiere justificarse a sí mismo y acomodarse! ¡Qué difícil es poder compartir esta alegría para quienes solo confían en sus propias fuerzas y se sienten superiores a otros! ¿Jesucristo sigue siendo motivo de alegría y alabanza en nuestro corazón o nos avergüenzan sus prioridades hacia los pecadores, los últimos y olvidados?”.

29 de marzo. Santa Misa Crismal en el Jueves Santo [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

4. “La cercanía es más que el nombre de una virtud particular, es una actitud que involucra a la persona entera, a su modo de vincularse, de estar a la vez en sí mismo y atento al otro”. Por eso, el Papa pidió: “Curas cercanos, que están, que hablan con todos… Curas callejeros”.

5. “La cercanía es la clave del evangelizador porque es una actitud clave en el Evangelio, el Señor la usa para describir el Reino. Es también fidelidad, esa que te hace nombrar a las personas con su nombre propio, como las nombra el Señor, antes de ponerles una categoría o definir su situación”.

6. El Papa insta a los presbíteros a una mayor cercanía en el acompañamiento espiritual, en la confesión y en la predicación de las celebraciones porque “nos jugamos ‘hacer presente a Jesús en la vida de la humanidad’ o dejar que se quede en el plano de las ideas, encerrado en letras de molde, encarnado a lo sumo en alguna buena costumbre que se va convirtiendo en rutina”.

29 de marzo. Santa Misa en la Cena del Señor el Jueves Santo, en la prisión Regina Coeli [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

7. “Toda pena debe estar abierta al horizonte de la esperanza, por eso no es ni humana ni cristiana la pena de muerte, porque no conduce a la esperanza o la reinserción”.

8. “Aprovechad las oportunidades para renovar la mirada del alma, abrid los ojos a la mirada de esperanza del Cristo Resucitado. Haceos, todos los días, esta operación de cataratas para renovar la mirada”.

9. “El que manda, para ser un buen jefe, sea en el ámbito que sea, debe servir. Si tantos reyes, emperadores y jefes de estado hubieran entendido esta enseñanza de Jesús, en lugar de abusar, ser crueles, matar gente, hubieran hecho esto, ¡cuántas guerras se habrían evitado!”.

30 de marzo. Oración en el Vía Crucis en el  Coliseo [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

10. “Señor Jesús, ¡danos siempre la gracia de la santa vergüenza que nos impregna por dejarte solo, sufriendo por nuestros pecados! Incluso si todos te abandonan, yo jamás te abandonaré”.

11. “Siento vergüenza porque nuestras generaciones están dejando a los jóvenes un mundo fracturado por las divisiones y las guerras; un mundo devorado por el egoísmo donde los jóvenes, los pequeños, los enfermos, los ancianos son marginados”.

12. “Solo Cristo puede sanarnos de la lepra del odio, el egoísmo, el orgullo, la codicia, la venganza, la idolatría, solo él puede volver a abrazarnos, devolvernos la dignidad filial y regocijarse por nuestro regreso a casa, a la vida. Señor Jesús, ¡siempre danos la gracia del santo arrepentimiento!”.

13. “Sigue inspirando, todavía hoy en día, a muchas personas y pueblos a que solo el bien puede vencer al mal y la maldad, solo el perdón puede acabar con el rencor y la venganza, solo el abrazo fraterno puede acabar con la hostilidad y el miedo en el otro. Señor Jesús, ¡siempre danos la gracia de la santa esperanza!”.

31 de marzo. Vigilia Pascual [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

14. “Es el discípulo de hoy, enmudecido ante una realidad que se le impone haciéndole sentir, y lo que es peor, creer que nada puede hacerse para revertir tantas injusticias que viven en su carne nuestros hermanos. Un discípulo atolondrado por estar inmerso en una rutina aplastante que le roba la memoria, silencia la esperanza y lo habitúa al ‘siempre se ha hecho así’”.

15. “En medio de nuestros silencios, cuando callamos tan contundentemente, entonces las piedras empiezan a gritar y a dejar espacio para el mayor anuncio que jamás la historia haya podido contener en su seno: ‘No está aquí ha resucitado’. Fue la piedra del sepulcro la primera en saltar y a su manera entonar un canto de alabanza y admiración, de alegría y de esperanza al que todos somos invitados a tomar parte”.

16. “La tumba vacía quiere desafiar, movilizar, cuestionar, pero especialmente quiere animarnos a creer y a confiar que Dios ‘acontece’ en cualquier situación, en cualquier persona, y que su luz puede llegar a los rincones menos esperados y más cerrados de la existencia. El mensaje de la resurrección es el fundamento y la fuerza que tenemos los cristianos para poner nuestra vida y energía, nuestra inteligencia, afectos y voluntad en buscar, y especialmente en generar, caminos de dignidad”.

17. “Celebrar la Pascua, es volver a creer que Dios irrumpe y no deja de irrumpir en nuestras historias desafiando nuestros ‘conformantes’ y paralizadores determinismos. Celebrar la Pascua es dejar que Jesús venza esa pusilánime actitud que tantas veces nos rodea e intenta sepultar todo tipo de esperanza”.

1 de abril. Domingo de Resurrección [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

18. “Y yo, en esta Pascua, ¿qué? ¿Tengo el corazón abierto a las sorpresas de Dios? ¿Soy capaz de responder con rapidez o camino con la cantinela del ‘mañana iré para lo mismo decir mañana’? ¿Qué me dice a mí?”.

1 de abril. Bendición ‘Urbi et Orbi’ [Lee la crónica completa en Vida Nueva]

19. “Invocamos frutos de sabiduría para los que en todo el mundo tienen responsabilidades políticas, para que respeten siempre la dignidad humana, se esfuercen con dedicación al servicio del bien común y garanticen el desarrollo y la seguridad a los propios ciudadanos”.

20. “Recemos para que la resurrección de Cristo genere frutos de esperanza y dignidad donde hay miseria y exclusión, donde hay hambre y falta trabajo, a los prófugos y refugiados (tantas veces rechazados por la cultura actual del descarte), a las víctimas del narcotráfico, de la trata de personas y de las distintas formas de esclavitud de nuestro tiempo”.

Noticias relacionadas
Actualizado
02/04/2018
Compartir