Cardenal Turkson: “Es esencial ser proactivo a la hora de apoyar a los afectados por trastornos del espectro autista”

  • Mensaje del prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral ante la 11ª Jornada Mundial de Concienciación sobre el Autismo
  • El cardenal pide mayor inclusión en la Iglesia aunque celebra la actitud general de acogida hacia las personas con trastorno y sus familias

El cardenal Peter Turkson, prefecto de la Congregación para el Desarrollo Humano Integral Ghana archivo

Este año ha coincidido la Jornada Mundial de Concienciación sobre el Autismo -1 de abril- con el primer lunes de Pascua y Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Desarrollo Humano Integral ha querido mandar un mensaje de esperanza tanto a aquellas personas que sufren trastornos del espectro autista como a sus familias y “a todos aquellos que los cuidan diariamente”.

El cardenal ghanés ha advertido el aumento en los últimos 50 años de personas con el trastorno y la posibilidad de que esta tendencia continúe en aumento, por lo que ha pedido “mayor compromiso y nuevas fuerzas para poder responder adecuadamente a esta tendencia, que parece haberse convertido en una emergencia”. Al mismo tiempo ha destacado como “la Iglesia, con sus obras, da testimonio de su atención y preocupación por las personas con trastornos del espectro autista”. Turkson reconoce la dificultad de “practicar la verdadera inclusión” pese a celebrar la actitud general de acogida en las comunidades cristianas.

Las familias testimonios de amor

El reconocimiento y la admiración por las familias de las personas con trastorno del espectro autista ha sido el siguiente punto del cardenal. “Aceptar con amor el difícil juicio de un niño afectado por este trastorno, manejando y elaborando decisiones difíciles”. Destacando que, a pesar de las dificultades, ellos sigan “cuidando a sus seres queridos con ternura y perseverancia, ofreciendo un extraordinario testimonio de amor por la persona humana”.

El prefecto invitó a ser “proactivos a la hora de apoyar a los afectados por trastornos del espectro autista y a sus familias”, porque “sus expresiones de malestar y sus peticiones de ayuda deben escucharse y convertirse en acciones y actividades concretas y apropiadas”. No quiso olvidarse de los otros niños en las familiar que no sufren el trastorno autista pero que comparten espacios, destacando que “requieren la máxima atención y cuidado” para no sentirse inadecuados, infelices y frustrados.

Alianza por la atención y el tratamiento

Para evitar el aislamiento y “en muchos caso el estigma” con el que están marcadas las personas que sufren el trastorno autista, el cardenal Turkson pidió un mayor desarrollo de las leyes, tanto a nivel nacional como internacional, para que las familias no tengan que “cubrir las carencias y fracasos de las instituciones y del sistema de atención médica“. Para ello pidió una “alianza sólida entre el sector sanitario, el socio-sanitario y el educativo para garantizar la continuidad de la atención y el tratamiento a lo largo de toda la vida”.

También añadió la importancia de ofrecer oportunidades de inclusión social que permitirán promover “una cultura de encuentro y solidaridad, a pesar de la cultura d exclusión y rechazo, que los relega a los márgenes de la sociedad”, afirmó el obispo ghanés.

Para terminar quiso confiar a los “hermanos y hermanas con trastornos del espectro autista” a María, Madre de la ternura, pidiendo que nos inspire a todos para “emprender acciones concretas de verdadera solidaridad y apoyo”.

Noticias relacionadas
Actualizado
02/04/2018
Compartir