Valponasca, la ventana abierta de las salesianas para los últimos

  • El proyecto tiene como finalidad la promoción integral, especialmente de niños y jóvenes vulnerables
  • La asociación nace en 2003 en León para seguir “abriendo horizontes” y “forjando sueños”

Valponasca, proyecto de las Salesianas con jóvenes y niños migrantes

La Asociación Valponasca surge en 2003 en León. Es una entidad que nace y depende de las salesianas (Hijas de María Auxiliadora). Se desarrolla en el campo de la intervención social y tiene como finalidad la promoción integral de niños, jóvenes, mujeres, inmigrantes y familias en riesgo y situación de vulnerabilidad. Valponasca es una ventana abierta a aquellos a quienes parece que la vida les cierra sus puertas. El nombre de la asociación hace referencia a la casa de campo donde vivía la familia de la fundadora, María Mazzarello. La casa cuenta en su piso superior con una pequeña ventana, la de la Valponasca, desde donde ella soñó un futuro diferente para las niñas y jóvenes de su pueblo.

La entidad también quiere seguir “abriendo horizontes, forjando sueños”,  especialmente entre niños y jóvenes, y hacer de ellos verdaderos agentes de transformación como lo fue María en su época. Por eso, las actuaciones se fundamentan en el Sistema Preventivo de Don Bosco y Madre Mazzarello. Se caracteriza por un estilo salesiano de acogida y de presencia, centrado en la participación y el protagonismo de todos. Valponasca promueve la creación de programas que favorezcan la inclusión y el desarrollo de aquellos colectivos con menos oportunidades. Busca ser un referente en los barrios donde actúa para las personas en situación de vulnerabilidad.

Inserción laboral

Son muchas ventanas las que se han ido abriendo desde los comienzos: apoyo a los centros juveniles de la antigua Inspectoría Virgen del Camino, Programas socio-educativos Casa, Kukua, Desván y Chimenea para niños, adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad, con intervención para acompañar su desarrollo integral. También para sus familias, a través de Vértice, programa de acompañamiento, orientación y apoyo familiar.

La ventana abierta a la orientación e inserción laboral es Metas, cuyo objetivo es la inserción, promoción e integración de las personas en el mercado laboral y todos los proyectos que de él nacieron: Incorpora, programa de intermediación laboral a través de la orientación y la prospección empresarial; Karim, para personas inmigrantes; Maín, para la integración social de la mujer; Aula Ñ, para el aprendizaje de castellano. El Programa Juntos Crecemos Más es el de sensibilización, promoción y formación al voluntariado que pretende favorecer una conciencia solidaria.

Lea más:
Actualizado
30/03/2018
Compartir