Urosa ante la tragedia de Carabobo: “Es una deuda del Gobierno con el pueblo de Venezuela”

El cardenal arzobispo de Venezuela tilda la muerte de 68 reclusos tras un motín de “deplorable que refleja el mal estado del sistema penitenciario”

Velatorio de las víctimas de la Comandancia de Carabobo en Venezuela/EFE

Un total de 68 personas fallecidas. Es el balance del motín e incendio que tuvo lugar en la Comandancia de Policía de la localidad venezolana de Carabobo el pasado miércoles. Un trágico suceso que no ha pasado desapercibido, ni mucho menos, para la Iglesia. Así lo ha manifestado el cardenal Jorge Urosa, que ha denunciado cómo “es algo deplorable que refleja el mal estado del sistema penitenciario”.

Tras concluir la misa crismal que presidió en la catedral, el arzobispo de Caracas explicó cómo la precariedad de las cárceles del país representan “una deuda del Gobierno con el pueblo de Venezuela”. Y es que las familias de las víctimas han manifestado que no les han dejado ver los cuerpos de sus familiares y no les han facilitado los infomes de las autopsias. La polémica es tal que se da por hecho que la policía disparó a los fallecidos durante un motín y que el fuego posterior fue un intento de encubrir la matanza. 

Dispensa de abstinencia

En un encuentro con periodistas, el cardenal instó a obispos y sacerdotes a no politizar los actos de la Semana Santa, si bien reivindicó la necesidad de defender desde la Iglesia los derechos de los venezolanos. En este sentido y, relación al ayuno y abstinencia propios del Viernes Santo, Urosa advirtió de que, dada la crisis humanitaria que vive el país, “si no hay qué comer, uno come lo que tenga. Es una manifestación abstenerse de carnes, está totalmente dispensada esa norma de la Iglesia en casos de necesidad”.

Noticias relacionadas
Actualizado
30/03/2018
Compartir