Los jóvenes españoles en el presínodo: “Queremos hacer más en la Iglesia”

  • Así lo han demandado ante los medios durante un encuentro en la sede de la Conferencia Episcopal Española
  • Los participantes reclaman también una mejor formación y testimonios reales” de laicos

Jóvenes españoles participantes en el presínodo

Este Lunes Santo por la mañana, los dos jóvenes españoles que asistieron al presínodo en Roma, Cristina Cons y Javier Medina, han tenido un encuentro con la prensa en la sede de la Conferencia Episcopal Española de la madrileña calle de Añastro. Allí han relatado su experiencia en la capital italiana, donde han convivido una semana con otros 300 jóvenes de todo el mundo.

Javier ha recordado, en primer lugar, el objetivo de esta reunión preparatoria: redactar un documento para el Sínodo en el que expresar “qué necesitan los jóvenes y qué puede hacer la Iglesia por ellos. Este texto se les entregará a los obispos en octubre para que lo tengan en cuenta durante sus trabajos. Sin embargo, tanto Javier como Cristina aseguran que, aparte de dicho documento, se quedan principalmente con la experiencia vivida en Italia: Ha sido increíble, 300 jóvenes de todo el mundo hablando sin filtros, dialogando en comunión unos con otros. Lo que hemos vivido allí es un ejemplo de que la comunión no se crea, se descubre”, ha dicho Javier.

También les ha ayudado a notar la unidad de la juventud, ya que eran personas de todo el mundo, pero todos compartían una misma idea. La Iglesia es muy rica, pero los jóvenes tenemos los mismos deseos. Todos somos distintos, pero queremos un cambio estructural, ser protagonistas, encargarnos de las cosas. Queremos hacer más en la Iglesia”, han reivindicado los dos participantes en el presínodo.

Formación y testimonios

Por todo ello, las dos principales lecciones que ha sacado de la reunión celebrada en Roma han sido destacar la fuerza del diálogo para que los jóvenes puedan expresarse, y una idea que cada vez cobra más fuerza en la Iglesia, incentivar el poder de los laicos, que también podemos dar testimonio de la fe. Y es que, como ha explicado Cristina, se necesitan testimonios reales en la Iglesia. Necesitamos respuestas claras, y eso implica una mejor formación (para los laicos) para entender la moral de la Iglesia (…). No es lo mismo que, por ejemplo, te explique la sexualidad una religiosa muy mayor que alguien de tu edad, ya que el mensaje te va llegar mejor.

Y también necesitamos ejemplos –ha añadido–, no voy a actuar de una forma u otra porque me lo digan, sino más bien porque veo el ejemplo de otras personas que actúan así. De ahí la demanda de una mayor inclusión de los laicos.

Aunque también tienen claro que estos cambios no son de fondo, sino de forma: “Lo que tiene que cambiar –dicen– es la estructura, los métodos…, pero los documentos que tiene la Iglesia son buenísimos, simplemente hay que aprender a darlos a conocer.

Noticias relacionadas
Actualizado
26/03/2018
Compartir