El cardenal Sistach apuesta por una solución dialogada para el conflicto catalán

Lluís Martínez Sistach cardenal arzobispo de Barcelona en Madrid

El cardenal arzobispo emérito de Barcelona, Lluis Martínez Sistach, ha reaccionado a través de la red social Twitter a la detención en Alemania, ayer domingo 25 de marzo, de Carles Puigdemont. En un tweet, que envió tanto en castellano como en catalán,  Sistach calificó de “dolorosos encarcelamientos preventivos” y pidió una solución a un problema que él considera como  “político”.

“Es necesario y urgente solucionarlo con el diálogo político”, concluyó el arzobispo emérito de Barcelona. Su mensaje tuvo contestación por parte de otros usuarios de la red social, que independientemente de su posición política agradecían o criticaban las palabras del prelado.

El patriarca de Lisboa: “La Pascua de Jesús o se toma en serio o no sirve de nada”

Manuel Clemente, cardenal-patriarca de Lisboa, alertó ayer, en la misa de Domingo de Ramos, de la disolución del sentido de la Semana Santa, lamentando el “abuso” de algunas referencias a la cruz de Jesús.

“Una cierta costumbre al calendario cristiano reduce el significado y diluye los antiguos ritos al paganismo. Cuando esto ocurre, y el nombre de Jesús es usado y abusado para anular la cruz,  no ocurre la Pascua, no se transforman las vidas“, advirtió Clemente en su homilía.

En la celebración que inauguró la Semana Santa en la Seo de Lisboa, el patriarca enfatizó que Jesús se acerca a todos, especialmente a aquellos quienes “son descartados, padecen las lepras que afectan al cuerpo o a la vida”, y propuso “conversiones radicales al Evangelio que se propone”.

Gallagher, cristianismo y China: un encuentro fecundo

Paul Richard Gallagher, secretario vaticano para las Relaciones con los Estados, en un artículo de L’Osservatore Romano ha hablado sobre China y sus relaciones con el Vaticano en el que asegura que “la misión de la Iglesia en China es hacer accesible a todos el Evangelio de Jesús y poniéndolo al servicio del bien común”. En el texto también quiso destacar el papel que han tenido misioneros como Alessandro Valignano, Matteo Ricci o Giuseppe Castiglione, entre otros muchos, que “quisieron abrir el camino al catolicismo con formas chinas, sólidamente arraigadas en el corazón”.

En la búsqueda de las coordenadas de una auténtica presencia cristiana en China se debe contar con dos conceptos, “kinesiología” e “inculturización”, continuó el secretario. Esto permitirá “presentar la especificidad y la novedad del Evangelio en un contexto profundamente arraigado en la identidad específica de la cultura secular china”.

Noticias relacionadas
Actualizado
26/03/2018
Compartir