Museos de Pasión para Semana Santa

  • La apertura de espacios expositivos dedicados a esta celebración es un fenómeno que recorre toda España
  • Atesoran un rico patrimonio artístico que, en muchas ocasiones, permanece oculto gran parte del año
  • Reportaje completo solo para suscriptores 

Museo de Semana Santa de Valencia

La fe y el fervor de la Semana Santa se viven no solo en las iglesias y en las calles, sino también –y cada vez más– en museos que nacen por y para acoger la Pasión. “La proliferación de los museos de Semana Santa se debe al auge y crecimiento de la religiosidad popular en torno a los cortejos procesionales de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo, que tan arraigados están en la fe y la cultura de nuestro país”, afirma Francisco José Alegría Ruiz, presidente de Asociación de Museólogos de la Iglesia en España (AMIE) y actual director técnico del Museo de la Catedral de Murcia.

El fenómeno recorre toda la geografía española. Zamora lo ejemplifica perfectamente: vio nacer el primer gran museo de la Pasión en España, ya en 1964, y ahora afronta un más que ambicioso proyecto de seis millones de euros para inaugurar en los próximos cuatro años un nuevo y renovado Museo de la Semana Santa que multiplica por cinco la superficie expositiva. “La idea es que consigamos ese museo que anhelamos para la Semana Santa de Zamora y, también, para beneficio de toda la ciudad”, según Isabel García Prieto, primera presidenta de la Junta Pro Semana Santa de Zamora.

Religiosidad popular de punta a punta

Eso es lo que busca también León, cuya Semana Santa, como Zamora, luce la etiqueta de Interés Turístico Internacional. En 2016 comenzó la obra del futuro Museo Diocesano y de la Semana Santa en el Seminario Mayor de San Froilán, promovido por la Diócesis de León –propietaria del edificio– y la Junta Mayor de Cofradías y Hermandades. Zamora y León son tan solo la punta de lanza. Actualmente hay, por ejemplo, proyectos en ejecución de “Museos de Semana Santa” –denominación que comparten muchos de ellos– en ciudades como Berja (Almería), Alcalá de Guadaira (Sevilla), Torrevieja (Alicante) o Villaviciosa (Asturias), en su práctica totalidad promovidos por los consejos locales de hermandades y cofradías, pero con la tracción de los ayuntamientos.

Sin embargo, en capitales tan significativas como Zaragoza o Sevilla llevan años reivindicándose, aunque no acaban de arrancar. Existen propuestas también en El Ferrol (La Coruña) o Avilés (Asturias). Otras ciudades sí que han visto coronar sus proyectos, como Cuenca (2007) o Málaga (2010), ambas con el sello de Interés Turístico Internacional. El propio Ministerio de Cultura incluye entre los museos dedicados a la Semana Santa, además, los de Medina de Rioseco (Valladolid), Tobarra (Albacete) Jumilla (Murcia), Crevillent (Alicante), Baena (Córdoba) o La Unión (Murcia).

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
25/03/2018
Compartir