Los obispos peruanos sobre la crisis del país: “Hemos llegado a un punto de quiebre político”

  • Ante la renuncia del presidente Kuczynski, la CEP denuncia “la corrupción causada por el divorcio entre ética y política”
  • “Un nuevo comienzo no solo exige un cambio de mando, sino la recuperación ética y moral”, dice la Iglesia

La renuncia del presidente de Perú Pedro Pablo Kuczynski ha causado un verdadero sismo político en el país andino.

Para la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), este acontecimiento contrasta con los “días bellos” de la visita del papa Francisco, hace dos meses. Así lo refieren en un comunicado dado a conocer ayer, 22 de marzo, donde aseguran que “hoy nos encontramos ante una inmensa crisis política”.

El grave divorcio entre ética y política

Ante la coyuntura, los obispos peruanos han evocado, expresamente, el pronunciamiento de la CEP del pasado 18 de diciembre, en el que advertían que “cuando se trata del bien del Perú, no han de regir intereses particulares sino el bien común de la patria”.

En este sentido también denuncian que ha habido un proceso sistémico de corrupción “causado por el divorcio entre ética y política”, y “reforzado por ambiciones personales y de grupo, agudizado por la impunidad y maltratado por un sistema que soslaya la justicia”.

Hacia la recuperación ética

Los obispos peruanos subrayan la necesaria recuperación ética ante lo que han denominado “un punto de quiebre político”, donde “un nuevo comienzo no sólo exige un cambio de mando sino la recuperación ética y moral del país en todos los niveles”.

La corrupción roba la esperanza, especialmente a la de jóvenes y los pobres. Por ello, la CEP invoca las palabras de la carta del Papa del 10 de febrero de 2017, con ocasión de su encuentro con los movimientos populares en Estados Unidos: “Los heridos están ahí. El desempleo es real, la violencia es real, la corrupción es real (…) el vaciamiento de la democracia es real. La gangrena de un sistema no se puede maquillar eternamente porque tarde o temprano el hedor se siente”.

Construir un acuerdo de gobernabilidad

Los prelados también hacen un llamamiento a los poderes del Estado a cumplir con su deber constitucional, puesto que “ninguna autoridad puede sentirse eximida. Quien asuma el liderazgo de Perú debe promover y recibir el apoyo de todas las fuerzas sociales para generar paso a paso un acuerdo de gobernabilidad”.

Por otra parte, a los ciudadanos en cargos públicos los invitan a asumir su responsabilidad, en especial “aquellos que tienen mucho que aportar y no lo hacen”, al tiempo que recuerdan el compromiso que tienen de “servir a la patria y no servirse de la política para sus propios intereses”.

Finalmente, consideran que para construir la esencia de la peruanidad es necesario y crucial poner, en primer lugar, el bien común, y recuperar los valores éticos y morales porque, a su juicio, “no hay nada más contrario al mensaje cristiano que el individualismo: vivir sin prójimos y aprovecharse de ellos”.

Foto: Karla Auza / Cáritas Perú

Noticias relacionadas
Actualizado
23/03/2018
Compartir