La Iglesia de Perú asume un nuevo rostro tras el viaje de Francisco

  • La Conferencia Episcopal elige como nuevo presidente a Miguel Cabrejos
  • En el trienio 2018-2020, le acompañarán en la directiva Barreto, Prevost y Strotmann

Recientemente, se ha realizado la 111ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Peruana, integrada por 49 obispos. Lo más reseñable es que se ha elegido la nueva directiva para el período 2018-2020, presidida por Miguel Cabrejos, arzobispo de Trujillo, quien reemplaza en el cargo a Salvador Piñeiro.

Acompañándole en su tarea tendrá como primer y segundo vicepresidentes a Pedro Barreto Jimeno, arzobispo de Huancayo, y Robert Prevost, obispo de Chiclayo. En la Secretaría General permanece Norberto Strotmann, obispo de Chosica.

Esta elección ocurre apenas un mes después de la visita del Papa a Perú, durante la cual Francisco impactó significativamente por su presencia cercana y sencilla y por el alcance de sus mensajes. Para muchos significó la revelación de un nuevo rostro de la Iglesia.

Se levantó así, a raíz de esta visita, un gran desafío para la Conferencia Episcopal: echar a andar las propuestas y la llamada de Francisco a defender la esperanza, tener una voz profética y estar cerca de los más débiles y desprotegidos de la sociedad.

Unidos en la periferia

Los obispos peruanos han expresado su deseo de asumir la tarea encargada por el Papa en el pronunciamiento ‘Unidos por la esperanza’, dado conocer el 15 de marzo en una conferencia de prensa. El documento  es claro al señalar los retos: “Una vez más, [el Papa] nos ha invitado a ser una Iglesia en salida hacia las fronteras de aquellos ‘que están al borde de nuestros caminos’: Amazonía, pueblos indígenas y cuidado del medio ambiente; pobreza y exclusión; trata de personas y violencia contra la mujer; corrupción generalizada. Nos dijo con toda claridad que tenemos que asumir con valentía el reto del momento histórico en el que estamos, sin caer en la tentación de huir o de zafarnos de las dificultades”.

Al concluir esta presentación, Cabrejos enfatizó la importancia de la unidad de la Iglesia peruana, insistiendo que no se trata de una unidad autoreferenciada en la institución eclesial, sino una unidad “centrada” en la periferia.

Cambio generacional en las comisiones

Otra novedad de la Asamblea Plenaria ha sido el regreso a la antigua estructura de las comisiones episcopales por especialidad, dejando de lado la agrupación por áreas adoptada en los últimos años y que no logró impulsar el trabajo de varias de ellas. En esta ocasión han sido elegidos como presidentes obispos que representan una nueva generación: Alfredo Vizcarra (Laicos y juventud), Arturo Colgan Joaquim (Vida Consagrada), Jorge Izaguirre (Acción Social, Salud y Movilidad Humana), Richard Alarcón (Liturgia), David Martínez De Aguirre (Misiones y Pastoral Indígena). El cardenal Cipriani, quien se jubila este año, participa en el Consejo Permanente y preside la Comisión Episcopal de Educación, Cultura y Bienes Culturales.

La Conferencia Episcopal inicia, sin duda, un nuevo ciclo marcado por la presencia de Francisco en nuestro país.

* Carmen Lora es la directora del Centro de Estudios y Publicaciones (Lima).

Noticias relacionadas
Actualizado
22/03/2018
Compartir