Los obispos franceses refuerzan su lucha contra la pedofilia

  • Georges Pontier, arzobispo de Marsella y presidente de la Conferencia Episcopal gala abre esta mañana la asamblea plenaria de primavera en Lourdes
  • La inmigración, el próximo sínodo sobre los jóvenes o los nuevos ‘rituales civiles’… entre los temas del encuentro

La Conferencia Episcopal Francesa comienza en Lourdes, como es habitual, hoy su asamblea plenaria de primavera, una de las dos que se realizan cada año. Durante cuatro días, unos 120 obispos, 6 invitados y 27 expertos debatirán los principales temas eclesiales y sociales, desde la preparación del sínodo sobre los jóvenes hasta los debates sobre la bioética que ha abierto el gobierno francés.

Como es habitual, la asamblea se abrirá, esta mañana, con la intervención del Georges Pontier, arzobispo de Marsella y presidente de la Conferencia. Es muy previsible que el prelado se refiera al debate que la sociedad francesa está viviendo intensamente de cara a la nueva ley sobre los límites de la bioética, que reformaría la de 2011 y que recoge cuestiones como la investigaciones de embriones, las donaciones cruzadas de órganos o cuestiones de procreación asistida.

Tolerancia cero

Los obispos dedicarán hoy y mañana a repasar el camino hecho en la prevención de casos de pederestatia en las diferentes diócesis. En esta tarea estarán acompañados por el jesuita alemán Hans Zollner, miembro de la Comisión Pontificia para la Protección de Menores y consultor de la Congregación para el Clero, que intervendrá esta tarde.

Además, el miércoles analizarán la renovación de las diferentes estructuras que componen la Conferencia Episcopal Francesa y estudiarán las propuestas del gobierno para fijar los “nuevos rituales civiles”, como el que París vivió el pasado mes de diciembre en la despedida del cantante Johnny Hallyday, cuyo ataúd recorrió los Campos Elíseos antes del funeral. 

La cuestión de la inmigración será el tema social más destacado, al que la plenaria le dedicará sus sesión del jueves, junto con lo referido a la solidaridad financiera interdiocesana. Además, a la luz de la preparación del Sínodo de los Obispos de octubre, los prelados franceses comenzarán a realizar una completa evaluación sobre la educación católica y reflexionarán sobre la pastoral con jóvenes de entre 16 y 30 años en la jornada del viernes.

Noticias relacionadas
Actualizado
20/03/2018
Compartir