‘Casco y Café’, dos vagabundos a los que no les basta hacer reír

Los actores mexicanos, especializados en la técnica clown, se presentarán este sábado en el Centro Cultural del Bosque en la Ciudad de México, con un divertido espectáculo lúdico

“Casco y Café” son dos despistados y hambrientos vagabundos que viven en un callejón. Un día, tienen la suerte de encontrar un queso entre los desperdicios de basura, pero antes de darle la primera mordida, una astuta rata les roba el alimento, arruinándoles la cena. “Casco y Café” harán hasta lo imposible por recuperar el queso, y de paso, cobrar venganza.

Este es uno de los espectáculos gratuitos que los capitalinos podrán disfrutar este sábado 17 de marzo en el Centro Cultural del Bosque, en el marco del décimo primer Gran Maratón de Teatro para Niñas, Niños y Jóvenes que organiza el Instituto Nacional de Bellas Artes con motivo del Día Mundial del Teatro para Niños y Jóvenes.

Del reír al sentir

Los actores mexicanos Gustavo Franco (Casco) y Eduardo Hernández (Café) ofrecen este espectáculo a través de la técnica clown, mediante la cual abordan temas como la violencia, la pobreza, el hambre o el indigenismo, pero también promueven valores como la amistad y la compasión. Todo esto a través de una dinámica lúdica basada en acciones que son llevadas hasta las últimas consecuencias para lograr la comicidad.

La diferencia entre un payaso y un clown –explica Gustavo Franco para Vida Nueva Digital– es que el primero tiene como objetivo hacer reír, mientras que el clown parte de la risa o del humor como un medio para hacer sentir.

Casco y Café surgieron a partir de su deseo de donar un espectáculo a la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer mediante la técnica clown; sobre la marcha se fue definiendo la personalidad de cada uno, los vestuarios, la voz y la relación entre ambos.

Detalla: “Casco y Café fueron creados pensando en algo que nosotros denominamos como Cartoon-Clown, es decir, su personalidad y acciones están fuertemente inspiradas en la lógica de las caricaturas, lo cual nos permite darnos libertades que tal vez un payaso no tiene”.

Los dos vagabundos están inspirados en figuras de la formación clásica clown: el Augusto (Casco), quien es un ayudante muy gracioso y desgraciado, pero no entiende el funcionamiento del mundo que lo rodea, pues él vive en uno propio. Esta figura representa la ingenuidad. Por otro lado está Carablanca (Café), quien se cree mejor que los demás, pero es tan tonto y vulnerable como su compañero. Él representa la autoridad.

Una técnica en ascenso

Gustavo Franco también es administrador de Milk Drop Producciones, agencia dedicada a la creación y difusión del arte, y “Casco y Café” es su Ópera Prima: “Justo en estos momentos –dice– estamos a la mitad de la producción de otro espectáculo clown titulado ‘Ofrenda’, con temática de Día de Muertos, y aunque este nuevo proyecto ha consumido por completo nuestra atención, ya está en etapa inicial una segunda parte para Casco y Café”.

Cabe recordar que en febrero pasado se llevó a cabo el Festival Internacional de Teatro Universitario en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), donde  “Casco y Café” ganaron una doble “Mención” por Actuación Masculina Destacada, dentro de la categoría C-3, que consiste en montajes realizados por egresados.

Al respecto, explicó que se trata del primer espectáculo clown en pasar a una final del FITU y, por ende, “somos los primeros clowns en recibir dicha Mención. Esto, desde mi punto de vista, es algo bastante importante, pues significa que el clown ha comenzado a infiltrarse y a tomar relevancia también desde la ‘trinchera’ del teatro universitario, y ese es el mejor premio que pudimos recibir”.

Gustavo Franco afirma que si bien estudió en el Colegio de Literatura Dramática y Teatro de la UNAM, su formación clown ha sido principalmente en talleres –ya que no hay una escuela para especializarse en la técnica–, pero también gracias a su trabajo como asistente de producción y dirección en varios espectáculos, y sobre todo, al aprendizaje que le ha dado Casco y Café.

Actualizado
17/03/2018
Compartir