Los 12 “apóstoles” que desafiaron a la guerra para asistir al Via Crucis en Damasco

un hombre examina un misil en ghouta o guta, siria, periferia de damasco

Según recoge Vatican Insider, 12 cristianos de Siria se acercaron el pasado viernes a rezar el Via Crucis junto al obispo maronita, Samir Nassar. Un número muy significativo por dos motivos, en primer lugar porque normalmente la comunidad cuenta con 600 fieles. En segundo lugar por ser el mismo número de discípulos que Cristo eligió como sus apóstoles. “Estos doce cristianos valientes desafiaron morteros, bombardeos y el posible peligro de muerte para poder seguir las 14 estaciones de la vía que lleva al Calvario”, expresó el obispo al medio.

Y es que no es fácil vivir en Siria, que lleva ya 7 años azotada por una guerra que parece interminable. La situación se ha recrudecido además en Ghouta, la periferia de la propia Damasco, donde han muerto alrededor de 1.000 personas por los incesantes bombardeos. Y a pesar de todo estas doce personas se acercaron la semana pasada a revivir la Pasión de Cristo junto al obispo.

Nassar cuenta también que hubo dos estaciones concretas en las que quisieron hacer hincapié. Se trata de la quinta, en la que Simón de Cirene ayuda a Jesús, y la octava, en la que Cristo consuela a las mujeres que lloran por Él. Relata cómo le preguntaron “por qué Simón de Cirene parecía estar ausente hoy en sus vidas. Necesitan que alguien les muestre cercanía y solidaridad, que les ofrezcan una mano y alguna palabra de consuelo para curar el dolor y las heridas vivas”. 

Con las mujeres que consuela Cristo camino de la cruz “se identifican las familias sirias (…) El Señor, que está presente entre ellos, los consuela, les seca las lágrimas y refuerza su fe a pesar de su sufrimiento. Solamente la gracia de Dios les permite ver más allá y descubrir, ante el Cristo herido y torturado, la gloriosa luz de la Resurrección que vendrá”. Finalmente el obispo agradece profundamente a estos 12 fieles su profunda fe y que “atravesando con Cristo la vía del sufrimiento y de la oscuridad, demuestran que todo se transforma en una vía de la esperanza“.

Los obispos de Kenia ven la Mano de Dios en la reconciliación

Después de los disturbios que amenazaron con sembrar el caos en todo el país tras las últimas elecciones, parece que la situación en Kenia se ha calmado. La semana pasada el jefe de la oposición, Raila Odinga, se presentó en la oficina del presidente Uhuru Kenyatta para solucionar sus diferencias. Como informa Crux, el presidente de la conferencia episcopal del país, Philip Anyolo, mostró su alegría por ello y aseguró que se trata de “la mano de Dios. No podemos sacar a Dios de lo que estamos viendo. La gente ha estado rezando y sigue rezando por tiempos mejores”.

Odinga y Kenyatta habrían llegado a la conclusión de que sus diferencias se remontan a tres generaciones, y lo último que necesitan es transmitírselas a las siguientes. Por ello decidieron que “esto acaba aquí”. Así se establece finalmente un escenario óptimo para un diálogo que guíe a la nación hacia la prosperidad, y no a los enfrentamientos fratricidas.

Los obispos no han disimulado su alegría, aunque reconocen que solamente es el principio: “Alabamos este gesto y esperamos que sea una apertura a un mayor compromiso en la búsqueda de soluciones reales para un país más justo, democrático y próspero”.

Sánchez Sorondo: “Instalar el tema del aborto es jugar con fuego”

El portal Ámbito se hace eco de las declaraciones del canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias a su paso por Buenos Aires, en las que avisa del riesgo que supone entrar de nuevo en el debate del aborto. Estas declaraciones surgen a raíz de la decisión de Mauricio Macri de poner el aborto a debate, ya que en Argentina es ilegal salvo en casos de violación o riesgo para la vida de la madre. Sorondo declaró que “hay problemas más serios… no puedo entender por qué lo pusieron a debate, no me parece una actitud políticamente prudente”.

Considera además demostrado de sobra que no es algo que simplemente moleste a la Iglesia, sino que dado que la ciencia ha demostrado que desde la concepción hasta la muerte hay un mismo código genético, “hay un razonamiento que es la misma persona como tal, es una cosa de lógica y de razón”.

Por último mostró su desagrado al ver que el presidente Macri no se ocupe del cambio climático: “Que en el país donde surgió el Papa, quien escribió sobre el calentamiento global, no se tome como prioritario el tema del clima, me parece gravísimo”.

Noticias relacionadas
Actualizado
16/03/2018
Compartir