Benedicto XVI: “Entre los dos Pontificados hay continuidad, pero diferencias de estilo y carácter”

  • El Papa emérito respalda la presentación de once libros sobre la teología de Francisco
  • El Pontífice alemán califica de “necio prejuicio” pensar que Bergoglio es “un hombre práctico que carece de formación”

Francisco, con Benedicto XVI, el 28 de junio de 2017, tras el consistorio/CNS

 

Cuando apenas quedaban unas horas para que se cumplieran los cinco años de la llegada de Jorge Mario Bergoglio a la sede de Pedro, el Papa emérito Benedicto XVI ha querido tirar por tierra uno de los clichés que han circulado a lo largo de este lustro. Y lo ha hecho a través de una carta dirigida al prefecto de la Secretaría para la Comunicación, Dario Edoardo Viganò, con motivo de la presentación de la colección ‘La Teología del Papa Francisco’. Se trata de un conjunto de once libros coordinados por Roberto Repole, presidente de la Asociación Teológica Italiana y eeditados por la Librería Editora Vaticana-Lev.

“Celebro esta iniciativa, que quiere oponerse y reaccionar al necio prejuicio, según el cual el Papa Francisco sería sólo un hombre práctico, que carece de particular formación teológica o filosófica, al tiempo que yo habría sido únicamente un teórico de la teología, que hubiera comprendido poco sobre la vida concreta de un cristiano de hoy”, sentencia Joseph Ratzinger.

Capacidades y dones

En la misiva, el Papa emérito aclara que “entre los dos pontificados hay una continuidad interior, si bien con todas las diferencias de estilo y carácter”. A renglón seguido, el Papa emérito elogia las capacidades y dones de Bergoglio: “Los pequeños volúmenes muestran con razón que el Papa Francisco es un hombre de profunda formación filosófica”.

En el acto de presentación de la obra también estuvo presente el cardenal Walter Kasper, que calificó de profético el actual Pontificado: “Una profecía que habla con palabras, pero también y, sobre todo, con gestos”. Así, el purpurado alemán subrayó la llamada de Francisco a vivir desde la misericordia “en un periodo histórico marcado por la violencia brutal, el dominio del dios-dinero y la globalización de la indiferencia”. A partir de ahí sugirió que con Francisco ha llegado una “revolución” propia de “un místico con ojos abiertos a las necesidades del hermano”.

 

Actualizado
13/03/2018
Compartir