China y el Vaticano dan un paso más en sus relaciones

  • Una delegación del país asiático participa en un convenio organizado en el Vaticano
  • Un alto funcionario del Gobierno de Pekín confirma que el acercamiento “avanza”

Misa en la catedral china de la Inmaculada Concepción en Pekín/CNS

 

La Santa Sede y China siguen dando pasos hacia el acercamiento. El último gesto viene con la participación de una delegación proveniente del país asiático en la conferencia que se celebra hoy, 12 de marzo, y mañana en la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS) bajo el lema ‘Esclavitud moderna, tráfico de seres humanos y acceso a la Justicia para los pobres y vulnerables’.

Aunque ambos países no mantienen relaciones diplomáticos desde 1951 tras el ascenso al poder de Mao Zedong, en los últimos meses se han producido varios gestos de entendimiento. Ya hubo un grupo chino en un encuentro similar convocado el año pasado por la PACS, mientras que en los próximos meses se espera la apertura de una exposición conjunta entre los Museos Vaticanos y las autoridades culturales del país asiático.

Este ambiente hace pensar que no han surgido dificultades ulteriores que impidan la firma del esperado acuerdo entre Roma y Pekín sobre el nombramiento de obispos en China, donde ahora mismo conviven dos comunidades católicas: una clandestina y otra promovida por el Gobierno, la llamada Asociación Patriótica Católica China (APCC). El pacto podría suscribirse en breve y contempla unas condiciones renovables cada dos o tres años, como adelantó Vida Nueva.

“Estamos contentos de trabajar con el Vaticano”

El acercamiento entre China y la Santa Sede quedó patente en una rueda de prensa ofrecida hoy por el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Lu Kang. “Nuestra postura es clara. Estamos contentos de trabajar con el Vaticano para mejorar nuestras relaciones”, comentó. El portavoz hacía así referencia a la información publicada en el diario oficialista Global Times en la que se anunciaba la participación de una delegación china en el convenio sobre esclavitud y tráfico de seres humanos convocado por la PACS.

Uno de los asistentes al congreso es Huang Jiefu, ex viceministro chino de Sanidad y actual responsable del comité nacional de donaciones y trasplantes. En declaraciones a Global Times, comentó que las relaciones entre Pekín y las autoridades del Vaticano “avanzan”, como también ocurre con “las relaciones entre los dos pueblos”. En su opinión, estas citas resultan útiles para hacer “contactos” tanto en el ámbito de la sanidad como en “áreas culturales y de otro tipo”. Sus declaraciones suponen un cambio significativo de tono respecto al año pasado, cuando Pekín minimizó la importancia de que una delegación oficial participara en el seminario convocado por la PACS.

El evidente acercamiento entre la Santa Sede y China no gusta a todos en la comunidad católica local. El cardenal Joseph Zen, obispo emérito de Hong Kong, volvió a arremeter ayer contra el posible acuerdo sobre el nombramiento de obispos. Entrevistado por el canal de televisión EWTN, aseguró que sería “una tragedia, una verdadera tragedia, una traición a la fe”. Incluso consideró que se trataría de “una especie de suicidio” para la Iglesia local. También tuvo palabras negativas Zen para los obispos que pertenecen a la APCC. Dijo que están “en manos del Gobierno” y los consideró “arrogantes” y “desafiantes” hacia la Santa Sede.

Noticias relacionadas
Actualizado
12/03/2018
Compartir