Más de 3.000 niños abrazan la igualdad en Getafe

Los alumnos de los colegios de la Familia Calasancia defenderán hoy la dignidad de la mujer desde la infancia con la iniciativa #ABRAZAGETAFE, un acto en el que participará la alcaldesa Sara Hernández

Más de 3.000 niños formarán hoy en Getafe una gran cadena humana que rodeará el casco histórico de la ciudad con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y la festividad de san Faustino Míguez. Los alumnos de los colegios Divina Pastora -religiosas calasancias- y La Inmaculada -padres escolapios- buscan visibilizar la igualdad de derechos en el ámbito educativo bajo el lema #ABRAZAGETAFE.

En este gesto organizado por la Familia Calasancia participarán escolares de 3 a 19 años que abrazarán los edificios más emblemáticos de la localidad madrileña, desde el Centro de la Mujer a la Catedral de Santa María Magdalena, pasando por el Hospitalillo de San José o el Ayuntamiento de Getafe.

Unas gafas diferentes

Los chavales leerán un manifiesto a partir de la Declaración de los Derechos del Niño y entregarán a las autoridades del municipio objetos que simbolizan la necesidad de promover la dignidad de la mujer entre los más pequeños. La alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, recibirá en el Ayuntamiento  de manos de dos alumnas de 4º de Educación Primaria unas gafas como símbolo de la necesidad de ver la realidad con una mirada femenina.

Las gafas además evocan la figura del padre Faustino Míguez, sacerdote escolapio y fundador del Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora, que vivió 44 años en Getafe y cuya festividad se celebra también el 8 de marzo. Se trata de la primera vez que se conmemora esta fiesta después de su canonización por el Papa Francisco el pasado mes de octubre. Fue en Roma donde se le apodó como “el santo feminista”.

La sociedad del mañana

Y es que, el Instituto Calasancio nació en 1885, cuando san Faustino descubrió que a las niñas de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) se les negaba la posibilidad de ir al colegio. Así nació la primera escuela de las calasancias, en palabras del nuevo santo: “Las niñas de hoy son las mujeres del mañana y, por lo tanto, la sociedad del mañana”.

“Faustino Míguez luchó para que la mujer tuviera el papel que le corresponde a la mujer en la sociedad”, asegura madre Sacramento Calderón, superiora general de las calasancias. “Getafe le debe mucho y bueno al padre Faustino. Quiso y supo abrazar a Getafe, como educador, como escolapio, como sacerdote y como fundador. Por eso nuestros alumnos quieren repetir hoy de nuevo ese abrazo”, explica el escolapio Ángel Ayala, asistente de Formación y Revitalización de la Provincia de Betania.

Actualizado
08/03/2018
Compartir