Explosiones en templos aceleran la implementación del programa “Iglesia segura” en Matamoros

Lo que en un primer momento se pensó que podría ser un incidente aislado, ahora ha encendido focos rojos en la diócesis tamaulipeca

En menos de una semana, dos iglesias de la diócesis mexicana de Matamoros, en el estado de Tamaulipas, registraron explosiones en su interior. La primera ocurrió en la Catedral de Nuestra Señor del Refugio, el pasado jueves 1 de marzo, y tres días después otro artefacto de fabricación casera estalló en la Parroquia de San Antonio de Padua, colonia Treviño Zapata de dicha ciudad. 

De acuerdo con las autoridades de protección civil y de seguridad pública locales, ninguno de los dos incidentes provocó daños materiales ni víctimas humanas que lamentar; sin embargo, sí encendieron focos rojos en la diócesis, pues si bien tras la explosión en la iglesia Catedral se pensó que podría haber sido un suceso aislado, incluso accidental, luego de lo ocurrido el pasado domingo en el templo de San Antonio, las cosas han tomado un nuevo giro.

A través de un comunicado, monseñor Eugenio Lira Rugarcía, obispo de Matamoros, ha manifestado su profunda preocupación, pues “los fieles y la ciudadanía en general tienen derecho a un ambiente seguro, tanto en sus hogares como en los lugares de reunión”, dijo.

Una Iglesia preocupada por la inseguridad

Lira Rugarcía –quien lleva al frente de esa Iglesia particular menos de dos años– también ha hecho un llamado a las autoridades y a la sociedad en general a seguir trabajando en la “edificación de una comunidad en la que se reconozca, respete, promueva y defienda la vida, la dignidad y los derechos de todos, de tal manera que sea posible una vida en paz y un desarrollo integral que no excluya a nadie”.

Como Iglesia, el obispo se comprometió a seguir adelante en el diseño e implementación del programa integral “Iglesia segura para todos”, y reiteró su compromiso para colaborar en la “construcción de un Matamoros, un Tamaulipas y un México en paz”.

A inicios de este 2018, Lira Rugarcía dio a conocer en conferencia de prensa que se encontraba trabajando en la elaboración del proyecto denominado “Iglesia segura para todos”, el cual se aplicaría a la brevedad. El objetivo –explicó entonces– es que quien se acerque a cualquier institución de la Diócesis de  Matamoros, organismo laical o grupo y movimiento, encuentre un ambiente seguro.

Desde que el otrora obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Puebla llegó como titular a esa Iglesia, no había tenido ningún reporte de violencia en contra de algún templo o ministro de culto, pero sí de laicos, toda vez que Tamaulipas es considerado uno de los estados más peligrosos del país.

Según el Departamento de Estado de la Unión Americana, en la entidad federativa la gente se expone a peligros equivalentes a los de zonas en guerra como Yemen, Somalia, Siria o Afganistán, por lo que incluso ha recomendado a sus ciudadanos no visitar ese estado fronterizo.

Actualizado
06/03/2018
Compartir