Argentina: recobra fuerza el tema de la despenalización del aborto

El gobierno no pondrá trabas en el debate sobre el proyecto que propone legalizar el aborto hasta la semana 14 del embarazo. Sería la primera vez que se encara esta discusión en el recinto. El Episcopado brindó su postura sobre el tema.

Un nuevo debate se retoma en Argentina de la mano de un tema controversial: el aborto.

El lunes 19 se congregaron frente al Congreso Nacional, organizaciones sociales y políticas en favor de la práctica del aborto, en el marco de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito. Según los organizadores, se han vuelto a manifestar por la falta de respuesta de los legisladores nacionales que nunca han tratado el tema. Es la séptima presentación que realizan en doce años.

Cabe destacar, que en el país existe el aborto no punible. Se acepta esta práctica en los siguientes casos: de peligro para la salud de la mujer, cuando el embarazo es producto de una violación o cuando es producto del atentado al pudor sobre una mujer idiota o demente.

Tuitazo y Pañuelazo

Bajo el lema “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”, acompañaron la convocatoria en las redes sociales con el hashtag #AbortoLegalYA, con una campaña muy fuerte entre las 12 y las 14.

Por la tarde, la plaza de los dos Congresos también se tiñó de verde. Siguiendo la consigna, las militantes de estas organizaciones se mostraron con pañuelos de ese color con la inscripción “aborto legal, seguro y gratuito”, dando respuesta al “pañuelazo”. Además se visualizaron otros carteles durante la marcha: “Aborto legal, una deuda de la democracia”, “las ricas abortan, las pobres mueren”, “Ni muertas ni presas por aborto clandestino”

La decisión del gobierno

En la Casa Rosada se tomó la decisión de no obstaculizar el tratamiento, en el Congreso, sobre la despenalización del aborto. También se dejará en libertad de conciencia a los legisladores para que voten, según sus convicciones.

De acuerdo a la nueva conformación de las Cámaras legislativas -vigente desde el mes de diciembre- se presume un interesante debate en la Cámara de Diputados, y hasta una posible aprobación del proyecto. No así en en la Cámara de Senadores, donde el tratamiento puede resultar más engorroso y trabado.

Lo que es claro es que este asunto genera división dentro de los mismos bloques.

Respetuosos de la vida

La Comisión Ejecutiva del Episcopado dio a conocer su declaración sobre el tema en cuestión: Respetuosos de la vida

Los obispos argentinos expresaron que “la vida humana es un don” y que esta experiencia es reconocida por todos, creyentes o no. Reconocen situaciones tales como aquellas donde el hijo no es “deseado, esperado, decidido”, o cuando la concepción no se dio como “fruto de un acto de amor” y “hasta pudo haber sido consecuencia de una acción de abuso y violencia hacia la mujer”.

Señalan que surge la pregunta sobre qué hacer teniendo en cuenta que se trata de dos personas que están en situación de vulnerabilidad: la de la madre, en situación de soledad y pobreza, en la mayoría de los casos, y la vulnerabilidad de la vida concebida que no se puede defender.

Proponen el camino de la implementación de las políticas públicas para abordar estas situaciones. Y enumeran:

– Establecer “como prioritaria la educación sexual integral de la ciudadanía, en la que se  fomente y capacite para la decisión libre y responsable de concebir una vida humana”.

– Reconocer “la dignidad de la vida humana desde el comienzo de su concepción pasando por todas las etapas de su desarrollo, la dignidad e igualdad de la mujer y el varón”, e implementar “acciones tendientes a encarar las causas de la violencia hacia la mujer generando nuevas pautas de conductas basadas en el respeto al otro”

Acompañar, “desde lo social, las situaciones de conflicto” y atender “las heridas que quedan por sanar en quienes están atravesando por estas situaciones”.

También apelan a diálogo sincero y profundo”, “… sin descalificaciones, violencia o agresión” para ejercer el debate parlamentario.

La Comisión Ejecutiva, encabezada por Oscar Ojea, Obispo de San Isidro, afirma finalmente: “Junto con todos los hombres y mujeres que descubren la vida como un don, los cristianos también queremos aportar nuestra voz, no para imponer una concepción religiosa sino a partir de nuestras convicciones razonables y humanas”.

 

 

 

 

Actualizado
24/02/2018
Compartir