Los obispos brasileños desmienten supuesta financiación de proyectos abortistas y grupos terroristas

  • Con una nota pública, la CNBB aclara que los fondos provenientes de la Campaña de la Fraternidad 2017 financiaron “proyectos por la defensa y la promoción de la vida en todas sus expresiones”
  • Las falsas informaciones “por mala fe o por desinformación” han circulado a través de las redes sociales

La Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB por sus siglas en portugués) salió al paso a las acusaciones –difundidas en redes sociales– sobre la supuesta financiación de proyectos a grupos abortistas y a grupos terroristas con recursos del Fondo Nacional de Solidaridad, cuyo recaudo proviene de los aportes de la Campaña de la fraternidad 2017.

A través de nota aclaratoria publicada en su portal web, la institución eclesial explica que “uno de los proyectos financiados en 2017 fue el V Encuentro de los integrantes de la Plataforma por un nuevo marco regulatorio para las organizaciones de la sociedad civil, realizado en São Paulo, en el mes de octubre de 2017”.

La firma del acuerdo

En este sentido, los obispos detallan que “el referido proyecto (V Encuentro) fue presentado a la Plataforma que, por no tener el CNPJ (personería jurídica), recurrió a organizaciones de la sociedad civil que integran la secretaria ejecutiva, a fin de firmar acuerdos para la ejecución de proyectos que implican la donación de recursos financieros”.

De allí que la Plataforma indicó que la Asociación Brasileña de Organizaciones No Gubernamentales (ABONG) fungiera solamente como firmante para el convenio con el Fondo Nacional de Solidaridad, “constando a penas por eso el nombre de ABONG en el sitio [web] del Fondo como entidad responable del proyecto”.

“Por tanto el financiamiento fue para la Plataforma por un valor de 45.500 reales y no para ABONG, como se ha querido divulgar por mala fe o por desinformación”, puntualizó la CNBB.

Articulaciones y conquistas

La Plataforma por un nuevo Marco Regulatorio para las organizaciones de la ociedad Civil fue constituida en 2010 –explica la misma CNBB– y reúne a más de 100 instituciones no gubernamentales y religiosas, entre las que se encuentra la Asociación Nacional de Educación Católica (ANEC), Cáritas Brasileña, la Coordinadora Ecuménica de Servicio (CESE), la pastoral de la infancia y la pastoral de los ancianos.

El propósito de esta instancia ha sido articular entidades, “con el objetivo de construir, en diálogo con el Estado, un marco legal que favorezcan la actuación de las organizaciones de la sociedad civil, en un ambiente legalmente adecuado a sus realidades”, aseguraron los obispos.

Los obispos del país más grande América del Sur refirieron también que con la Plataforma –como fruto de la articulación– lograron promulgar la Ley 13.019 de 2014, mejor conocida como ‘Ley del marco regulatorio de la sociedad civil’, la cual legisla las asociaciones entre la administración pública y las organizaciones de la sociedad civil, incluyendo instituciones religiosas que prestan servicios en las áreas de educación, salud y asistencia social.

Promover la vida

“La  CNBB continuará cumpliendo rigurosamente los criterios que determinan la aplicación de los recursos del Fondo Nacional de Solidaridad, que en 2017 financió 237 proyectos por un valor de $ 5.886.475,39 reales”, al tiempo que agradece a quienes “generosamente con su donación, hicieron posible la realización de un sinnúmero de proyectos por la defensa y la promoción de la vida en todas sus expresiones, con particular atención en los más necesitados”, concluyeron los obispos.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/02/2018
Compartir