Un viaje sonoro hacia la espiritualidad

  • El Festival Internacional de Arte Sacro de Madrid explora la trascendencia en el flamenco, el ‘jazz’ o el ‘indie’
  • Iglesias como San Jerónimo el Real, San Ginés, San Miguel o Santa Bárbara, entre otros escenarios
  • Reportaje completo solo para suscriptores

La Hispano Flamenca, participantes del XVIII Festival Internacional de Arte Sacro de Madrid

El XXVIII Festival Internacional de Arte Sacro de Madrid propone “un fantástico y maravilloso viaje sonoro a lo largo de los siglos”, como lo define Pepe Mompeán, su director. “Es un viaje cronológico porque la programación va desde el siglo XV hasta la creación actual. Es un viaje, además, geográfico, porque incluye músicas que nos hablan de Oriente, de África, de América, de Europa. Es un viaje, también, por los diferentes estilos de la música: clásica, jazz, músicas del mundo, electrónica, indie…”, explica Mompeán a Vida Nueva. “A lo largo de cinco semanas –añade–, haremos un viaje hacia la felicidad, donde vamos a poder disfrutar de una música maravillosa y de unos músicos con un talento extraordinario”.

Cinco semanas hasta el 23 de marzo, en donde ocho iglesias –San Jerónimo el Real, San Miguel, San Ginés o Santa Bárbara, entre ellas– y otros tantos escenarios –el Museo Reina Sofía, el Congreso de los Diputados o los teatros Pavón, La Abadía o Cuarta Pared– acogerán 40 conciertos de un festival que está transformando el concepto de música sacra. “Sería muy arrogante que yo afirmara eso –dice Mompeán–. Aún estamos en el camino, que, ciertamente, va en esa línea. Hace dos años –cuando nos hicimos cargo del Festival–, lo que nos planteamos fue una renovación, fundamentalmente, en cuanto a la programación”. Esa regeneración planteó un Festival de Arte Sacro abierto a “la exploración de los distintos lenguajes con los que la música se acerca a la trascendencia, a la espiritualidad, a los misterios de la vida”, relata.

Patrimonio condenado al olvido

Este año podrá, por ejemplo, acudir a escuchar a La Hispanoflamenca, formación que recuperará en la iglesia de San Ginés las impresionantes ‘Lamentaciones’ de Pedro Ruimonte (1565-1627). A la vez que ir a la Sala Cuarta Pared para apreciar la desbordante creatividad de Raül Refree y sus guitarras. “Es uno de los mejores músicos españoles contemporáneos, y está detrás de Silvia Pérez Cruz, de Rosalía… Con él inauguramos el ciclo ‘Músicas infinitas’ que es, prácticamente, un festival dentro del festival, con doce propuestas que serán lo más alternativo que ofreceremos”, explica.

Es el caso del Galimatias Barroque Ensemble (Suiza/España), que estrena ‘Raíces’, un recorrido por la música escénica española del siglo XVIII. “Otro de los objetivos es fijarnos en el patrimonio histórico español –opina Mompeán–. Hay un trabajo extraordinario de músicos que están recuperando un patrimonio condenado al olvido. Están sacando verdaderas obras maestras que tendremos la oportunidad de escuchar por primera vez”.

Lea más:
Noticias relacionadas
Actualizado
18/02/2018
Compartir