“No hay ecología sin antropología, sin fraternidad”

  • El cardenal Osoro presenta el libro de Agustín Domingo Moratalla ‘Condición humana y ecología integral’
  • “Reconstruir el modelo de ciudadanía con el que queremos educar a las nuevas generaciones”, reivindicó el autor de la obra

Presentación del libro de Agustín Domingo Moratalla

“No hay ecología sin antropología. No hay ecología sin fraternidad. Así nos lo manifiesta el Papa en Laudato si’, en medio de un mundo roto, divido enfrentado, con una guerra mundial repartida por muchos lugares”. Así expresaba ayer el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, la propuesta lanzada por Francisco a los hombres y mujeres de hoy a través de su encíclica sobre ecología integral.

Osoro se refirió a ello durante la presentación del libro Agustín Domingo Moratalla “Condición humana y ecología integral”, un acto organizado por la Cátedra Francisco José Ayala de Ciencia, Tecnología y Religión, de la Universidad Pontificia de Comillas, y la Editorial PPC.

El cardenal animó a promover un “diálogo entre todas las disciplinas del conocimiento para llegar a una síntesis humanista” para poder promover una “nueva ciudadanía global”. “El Papa nos está invitando a entrar en esta dinámica”, comentó Osoro que agradeció al autor el esfuerzo por clarificar este camino hacia el humanismo y ecología integrales a la manera de Laudato si’.

Desde el personalismo

“Hay una continuidad entre el mejor personalismo del siglo XX donde el concepto de humanismo integral es clave. Hemos hablado mucho de humanismo cristiano, pero ha llegado el momento de recuperar la categoría de humanismo integral”, explicó el autor del libro, que recordó cómo “a la luz de Caritas in veritate y Laudato si’ nos lleva a hablar además del ser humano como centro descentrado”.

El profesor de Filosofía Moral y Política y director de la UIMP-Valencia remarcó “la necesidad de tomarnos en serio la condición humana y de reconstruir el modelo de ciudadanía con el que queremos educar a las nuevas generaciones en el compromiso, en la justicia, en la solidaridad”. “Los jóvenes tienen una mayor sensibilidad a la ecología superficial y se identifican y comprometen sin problemas con causas verdes, pero tenemos que hacerles ver que tienen que profundizar más”, añadió Domingo Moratalla.

En esta línea, el rector de la Universidad Pontificia de Comillas, Julio L. Martínez, subrayó el trabajo realizado con los alumnos para lograr que “se conciencien de que sus estudios no tienen sentido para sí mismos, sino para los demás”.

Aprendizaje práctico

“El concepto de ecología integral es heredero del concepto de desarrollo humano integral”, apuntó el director de la revista Razón y Fe, Jaime Tatay, convencido de que “la cuestión ecológica pone sobre la mesa la necesidad de un aprendizaje práctico, para no limitarnos a centrarnos en conocimientos parcelados sino a integrar diferentes saberes”.

Para Tatay una de las aportaciones valiosas de Domingo Moratalla es el concepto de “ciudadanía ecológica” que iría más allá de la integración de los principios medioambientales.  Pedro Miguel García, director de PPC España, subrayó que la obra forma parte de la colección GS, “centrada en el ensayo y en la reflexión teológica”.

 

 

Actualizado
15/02/2018
Compartir