Francisco convoca una jornada de oración y ayuno por la paz en Congo y Sudán del Sur

  • “La misión de la Iglesia pasa por el movimiento, nunca por la quietud”, ha advertido en el Ángelus
  • Francisco ha invitado a católicos y no católicos a unirse a esta jornada especial el próximo 23 de febrero

En el Ángelus de este domingo, el primero de febrero, el papa Francisco ha reflexionado acerca del Evangelio del día, en el que Jesús realiza diferentes curaciones. En su meditación, ha explicado cómo la misión sanadora de Jesús tiene como objetivo último la sanación del corazón, de modo que “hay una relación entre su actividad sanadora y el despertar de la fe en los que conoce”. 

Esto se refleja de una forma muy clara en la curación de la suegra de san Pedro, quien una vez queda libre de sus males, se pone a servir a todos los que estaban en su casa. Un ejemplo que, como ha señalado el Papa, “es una exhortación válida para todo creyente”. Este es el significado de los milagros, son signos que “invitan a la respuesta de la fe”. Por eso suelen estar acompañados de palabras “que los iluminan; y juntos, signos y palabras, provocan fe y conversión por el poder divino de la gracia de Cristo”.

Iglesia en camino

El día de Jesús en Cafarnaúm está marcado por la cantidad de enfermos que van a visitarle, lo que constituye “el entorno vital de la misión de Jesús”. Y esto es otro ejemplo para los cristianos, como suele recordar el Papa, debemos abandonar la comodidad del sofá y salir al encuentro de los necesitados, siguiendo a Cristo.

Al final de este pasaje, Jesús dice a sus discípulos que deben ir a visitar las aldeas vecinas. El Papa ha aprovechado esta frase para reiterar esta idea de “Iglesia en movimiento”. “Este es el camino del Hijo de Dios y este es el camino de sus discípulos. El camino, como lugar de la alegre proclamación del Evangelio, coloca la misión de la Iglesia bajo el signo del ir, del movimiento y nunca de la quietud.

Jornada de oración por la paz

Al concluir el Ángelus, el Papa, quien se ha mostrado visiblemente preocupado en diversas ocasiones con la situación en República Democrática del Congo y Sudán del Sur, ha convocado una Jornada Especial de Ayuno y Oración por la Paz en ambos países. Dicha jornada tendrá lugar el próximo 23 de febrero, viernes de Cuaresma, y Francisco ha invitado a todo el mundo, católicos y no católicos, a unirse a ella. También ha pedido oración por las víctimas del reciente ciclón que ha asolado Madagascar.

Noticias relacionadas
Actualizado
04/02/2018
Compartir