“Educación y Misión” para permanecer

  • La nueva entidad buscará implementar un nuevo modelo de gestión para acompañar y sostener los carismas de las congregaciones
  • Con los colegios que tengan dificultades se realizará una auditoría que evalúe todas las instancias, y con el diagnóstico, se conversará con los directivos, para evaluar el camino a seguir

Alumnos del colegio María Virgen de Madrid, perteneciente a las Hijas de Jesús

Faera fue creada en el año 2014 con una misión concreta: vigorizar el cometido educativo (idearios, organización y proyectos) de un grupo de congregaciones e institutos de vida consagrada cuyos carismas responden al desafío educativo.

Desde ahí, la Fundación “Educación y Misión” surgió a partir de las necesidades reales de las propias congregaciones y colegios. Teniendo en cuenta la riqueza y el aporte que las instituciones religiosas han hecho, tanto a la sociedad en general como a la Iglesia en su tarea evangelizadora y pastoral, aún cuando tengan que abandonar las obras, este proyecto intentará que estas no pierdan el vínculo y el compromiso con la comunidad, y mantengan con ellas su sello carismático.

Con este nuevo emprendimiento se buscarán entonces alternativas en cuanto a “la gestión de escuelas y establecimientos educativos de todos los niveles, la creación y organización de ellos cuando sea conveniente, el acompañamiento de obras educativas y todas las actividades conexas que sean útiles a esa finalidad”.

El Consejo de FAERA nombró a cinco integrantes, para dirigir y administrar la fundación, a través de un Consejo de Administración. El Presidente es el vicepresidente de FAERA, R.P. Andrés Tocalini, sacerdote marianista. Lo acompañarán: la Hermana Adela Mancuso, de las Esclavas del Sagrado Corazón. Los vocales elegidos son: la Hermana Sonia Zbrun, de las Hijas de Nuestra Señora de la Misericordia y el señor Hugo Tissera, laico de la familia claretiana. Y el tesorero es el señor Carlos Díaz, laico de la familia lasallana.

Visión y Misión

La fundación es una respuesta a las necesidades reales de las congregaciones. Hoy, frente a la disminución de consagrados y la incertidumbre frente al futuro, “el Espíritu Santo nos regala un don para poder trabajar eclesialmente para continuar con el carisma”.

La Fundación “Educación y Misión” se propone desarrollar un nuevo prototipo para acompañar y sostener los carismas de las congregaciones que no pueden continuar con su servicio en las escuelas, por el motivo que sea. Se trabajará entonces fuertemente con las Congregaciones, teniendo en cuenta los sentimientos de  las comunidades educativas involucradas en el proceso para la entrega de una obra.

También colaborará con el asociado para que puede reorganizarse institucionalmente o reorientar la gestión educativa en su conjunto.

Llegar a un diagnóstico

La Fundación realizará la evaluación en aquellos colegios, propiedad de congregaciones religiosas, que actualmente se encuentren en dificultades para conservar su gestión en el corto o largo plazo. En cada colegio involucrado se efectuará una auditoría integral, evaluando todos los aspectos: educativos y pedagógicos, jurídicos y económico-contables.

A partir de de la evaluación, se llegará a un diagnóstico que prevea alternativas, las que serán analizadas y dialogadas con la misma congregación, para considerar el camino a seguir en cada centro educativo.

Se tratará con sumo cuidado todo la fase del traslado, ya que es un proceso de cambio que afectará a toda la comunidad, con los sentimientos de pertenencia que hay en ella. Por eso, el diálogo permanente y la serenidad serán claves para atravesar esta nueva etapa.

 

Noticias relacionadas
Actualizado
28/01/2018
Compartir