Empresa mexicana gana apoyo financiero de Laudato Si’ Challenge

  • Entre cientos de proyectos de todo el mundo, Protrash fue seleccionada por la incubadora de empresas éticas del Vaticano
  • La startup compra basura de personas con pocos ingresos para reciclar, pagándoles con dinero electrónico que les permite adquirir comida o medicinas

Entre cientos de proyectos, la incubadora de empresas emergentes del Vaticano, Laudato Si’ Challenge, eligió en su primer año de funcionamiento a nueve startups éticas, entre ellas, una mexicana: Protrash, la cual compra basura para reciclar a personas de escasos recursos, pagándoles con dinero electrónico que les permite adquirir comida o medicinas.

Laudato Si’ Challenge es un aceleradora de startups (término que alude a ideas de negocios que están empezando) con un enfoque ético, la cual fue creada a partir de la encíclica del papa Francisco sobre el cuidado de la Casa Común. Esta incubadora fue impulsada por el cardenal ghanés Peter Turkson, prefecto del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral de la Santa Sede, y por un conjunto de empresarios liderados por el norteamericano Eric Harr.

El objetivo general de Laudato Si’ Challenge es apoyar activamente a encontrar, financiar e incubar startups que propongan soluciones al cambio climático y al beneficio de comunidades desfavorecidas en siete categorías: alimentos, agua, energía, conservación, soluciones urbanas, finanzas e industria.

Startup con impacto social

Protrash fue creada para generar una cultura de reciclaje y una fuente de ingresos en todas las comunidades marginadas de México, lo cual es posible mediante el intercambio de residuos reciclables por tarjetas de compra, y ofreciendoles educación ambiental. Esto ayuda a las personas a generar un ingreso adicional y a desarrollar una cultura ambiental para sus familias.

En entrevista para Vida Nueva Digital, Yuvia López, una de las fundadoras de Protrash –junto con Mónica López, Andrea García y Valeria Sánchez–, explicó que la dinámica de trabajo consiste en visitar comunidades marginadas en el estado de Jalisco, a cuyos habitantes se les ofrece capacitación medioambiental, se les explica en qué consiste el intercambio y los beneficios que pueden obtener, y se comienza a operar.

“Acudimos una vez por semana a estas comunidades. Llegamos con un camión y una báscula vinculada a una aplicación móvil. La gente ya sabe la hora y día en que recogemos los materiales, mismos que deben estar divididos en cinco categorías: cuatro tipos de plásticos diferentes y aluminio; los pesamos y les damos la equivalencia en dinero, mismo que que se les deposita en una tarjeta electrónica. Ellos pueden hacer uso de la tarjeta en diferentes establecimientos, como farmacias o tiendas de autoservicio”, detalló.

De México al Vaticano

Egresada del Tecnológico de Monterrey, Yuvia López dijo que gracias a que Protrash ganó el concurso Hult Price en el 2016, fue posible acceder a una red de mentores independientes y gente de todo el mundo, entre ellos a Eric Harr, quien es el CEO del Laudato Si’ Challenge, y quien les hizo la invitación a participar. “Atendimos a la convocatoria, y después de pasar varios filtros, finalmente se nos informó que Protrash había logrado ser parte de la aceleradora”.

La startup mexicana aplicó en las categorías relacionadas con pobreza, marginación, deshechos, reciclaje y ciudades urbanas, y de un total de 300 empresas emergentes, de aproximadamente cien países, sólo fueron seleccionadas nueve, entre ellas la mexicana.

Detalló que les fueron entregados cien mil dólares a cambio del 6 al 8% del capital privado de la empresa: “la ‘aceleración’ se realizó entre julio y agosto del año pasado; recibimos asesoría y estuvimos trabajando todos los días con una red de expertos en diferentes áreas. Una vez que concluyó ese proceso, hicimos la presentación en el Vaticano”, comentó.

De México a América Latina

A un año del inicio de operaciones, la startup ha beneficiado a 154 familias. Si bien la empresa sólo cuenta hasta el momento con las cuatro cofundadoras y dos empleados en la ciudad Guadalajara, Jalisco, tiene planes de iniciar operaciones en la Ciudad de México, para lo cual se está buscando personal.

Actualmente se trabaja con seis comunidades en Guadalajara, abarcando los municipios de Zapopan y Tonalá, tres comunidades en cada una de ellas: “para este 2018, pretendemos tener presencia en colonias cercanas a las comunidades en las que ya se trabaja con la finalidad de lograr una radio más grande. Incluso, estamos listos para operar no solo un día a la semana, sino diariamente”.

Para la Ciudad de México –dijo– Protrash deberá iniciar una etapa de estudio antes de comenzar a visitar colonias: “pretendemos estar operando en la capital del país, así como en doce comunidades de Guadalajara en mayo próximo. Incluso, hemos pensado en un modelo de franquicias para podernos expandir más rápido”.

Finalmente, aseguró que Protrash puede aportar mucho a la problemática del medio ambiente que se vive en todo el mundo, “por lo que pretendemos operar en la mayor cantidad de comunidades posible, incluso de América Latina”.

Actualizado
26/01/2018
Compartir