Más de 3.000 delegados de las CEB de Brasil participarán en el 14º Intereclesial

  • La arquidiócesis de Londrina acoge el evento cuatrienal más importante de las comunidades de base del país
  • “Las CEB y los desafíos del mundo urbano” será el tema central del multitudinario encuentro

CEB do Brasil

El pasado fin de semana, mientras que el papa Francisco concluía su periplo por Perú, los obispos brasileños celebraban las ‘misas de envío’ de decenas de delegados al 14º Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), que se reúne en Londrina –en el Estado de Paraná– a partir de este martes 23 y hasta el próximo sábado 27 de enero.

Punto de llegada y de partida

Cerca de 3.300 integrantes de las CEB de todo el país, procedentes de las 18 regionales de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), participarán en el máximo encuentro de las comunidades de la base que tiene lugar cada cuatro años y constituye, al mismo tiempo, un punto de llegada y de partida en su caminhada eclesial.

Delegados del estado de Acre / CEB Brasil

Aunque la mayoría de los que se reúnen son laicos, ‘cristianos de a pie’, también participan sacerdotes, religiosos, religiosas y obispos de todo el país, que acompañan y comparten la vida con las CEB, además de algunos observadores internacionales.

Los desafíos del mundo urbano

Con una metodología participativa, inspirada en el ‘ver, juzgar y actuar’ que caracteriza la acción pastoral de la Iglesia latinoamericana, el 14º Intereclesial abordará, como tema central, “las CEB y los desafíos del mundo urbano”, y tendrá por lema una de las frases bíblicas que más ha repercutido en la reflexión teológica liberadora: “He visto y he escuchado los clamores de mi pueblo y he bajado para liberarlo” (Ex 3,7).

Para ahondar en este asunto, además de tres plenarias y de tres grandes celebraciones, se han previsto 13 mini-plenarias para discutir algunos tópicos específicos como: acceso y condiciones de vivienda, movilidad urbana, formación y educación, juventudes, trabajo y empleo, ecología, participación en la cultura y ocio, ecología, salud y saneamiento, violencia y seguridad, diálogo inter-religioso, movimientos y organizaciones sociales y populares, y democratización y participación en política.

A nivel logístico, la arquidiócesis de Londrina, en cabeza de su obispo, Geremias Steinmetz, no ha escatimado esfuerzos en la preparación del 14º Intereclesial. De hecho, los participantes ya están siendo acogidos por numerosas familias de las 58 parroquias de la diócesis.

Gran expectativa

Tras meses de preparación de los delegados y con un ritmo incesante por parte de la secretaría general de las CEB y los equipos de trabajo constituidos para este gran encuentro, el obispo de Londrina desea “que la realización del 14º Intereclesial logre corresponder a la enorme expectativa que fue creada a su alrededor”, haciendo votos para “que los desafíos del mundo urbano no sean motivo de desánimos, sino de unidad y lucha por la justicia e igualdad”, como recoge el portal de las CEB de Brasil.

“Ahora esperamos en silencio y haciendo fuerza para que todos lleguen bien y felices y se sientan ‘en casa’ entre nosotros”, ha dicho Steinmetz, en un artículo publicado por las CEB en vísperas del encuentro. “En el abrazo que les daremos en la llegada queremos recordar el abrazo que Dios continúa dando a su pueblo para animarlo en la lucha”, aseguró el obispo.

Noticias relacionadas
Actualizado
23/01/2018
Compartir