Francisco subraya en el ángelus la importancia de la búsqueda de Jesús

  • Francisco ha rezado el ángelus  tras la Misa de la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado
  • “Superemos la religiosidad obvia y revivamos el encuentro con Jesús en la oración y los sacramentos”, apunta el Papa

Tras la Misa de la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado, el Papa ha rezado el ángelus en la Plaza de san Pedro. El próximo domingo los romanos y visitantes no podrán rezar el ángelus con él porque lo hará en Perú durante su viaje apostólico, que comienza mañana.

Sólo el encuentro con Jesús es pleno

Como en la homilía de la Misa, Francisco ha reflexionado en torno al Evangelio, en el que san Juan Bautista invita a dos hombres a hablar con Jesús, quien les pregunta “¿Qué estáis buscando?”. Es la misma pregunta que le hará después de su muerte a María Magdalena en la mañana de Pascua, “Mujer, ¿qué estás buscando?”. Como ha dicho el Papa, “cada uno de nosotros está buscando la felicidad, el amor, una vida plena. Dios Padre nos ha dado todo esto en su Hijo Jesús”.

En esa búsqueda, un testigo, alguien que ya lo haya encontrado, es esencial. Y como señala Francisco san Juan Bautista es ese testigo en este caso, sabe que puede dirigir a los discípulos hacia Jesús. “Y esos dos ya no podrán olvidar la belleza de ese encuentro, hasta el punto de que el evangelista incluso anota la hora del día”, ha recordado el Pontífice. También ha querido dejar claro que “Solo un encuentro personal con Jesús genera un camino de fe y apostolado”. Por muchas experiencias y logros que tengamos, por mucha gente que conozcamos “solo la cita con Jesús, a esa hora que Dios sabe, puede dar un significado completo a nuestras vidas”, ha sentenciado el Papa.

No basta con creer, hay que buscarle

Finalmente ha exhortado de nuevo a buscar a Jesús “No es suficiente construir una imagen de Dios basada en el oído, uno debe ir en busca del Divino Maestro e ir donde Él mora”. La fe, y la vida cuando está llena de ella, no es solamente creer en Él, sino un ardiente deseo de estar con Jesús, de vivir con Jesús. “Por lo tanto, estamos llamados a superar una religiosidad rutinaria y obvia y revivir el encuentro con Jesús en la oración, en la meditación de la Palabra de Dios y en la asistencia a los sacramentos”, ha concluido.

Recuerdo de los migrantes

Tras el ángelus, el Papa ha recordado a los fieles que hoy se celebra la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado. En este sentido, les ha repetido lo que ha dicho en la homilía, que “Todo extraño que llama a nuestra puerta es una oportunidad para encontrarse con Jesucristo”. Del mismo modo ha pedido que apliquen los cuatro verbos, Dar la bienvenida, acoger, promover e integrar.

Finalmente ha anunciado que a partir de ahora la Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado se celebrará el segundo domingo de septiembre, y ha pedido que le acompañemos con la oración en el Viaje apostólico que emprende mañana.

Noticias relacionadas
Actualizado
14/01/2018
Compartir