La Escuela Católica tendrá un Observatorio Interamericano

  • El secretario general de la CIEC anuncia la creación de este organismo en la apertura del Congreso Interamericano de Educación Católica en Bogotá
  • “La investigación y la reflexión en la escuela católica tiene que mirar más al presente y al futuro, para no quedarse estancada en el pasado”, defiende Óscar Pérez Sayago

Congreso de la Escuela Católica -CIAC, celebrado en Bogotá del 10 al 12 de enero de 2018Congreso de la Escuela Católica -CIAC, celebrado en Bogotá del 10 al 12 de enero de 2018

A partir de 2018, la escuela católica tendrá un Observatorio Interamericano. Así lo ha anunciado el secretario general de la Confederación Interamericana de Educación Católica (CIEC), Óscar Pérez Sayago, en el marco del 25º Congreso Interamericano de Educación Católica que inició ayer, en Bogotá.

En su discurso de apertura, Pérez Sayago invitó a los participantes del Congreso –más de 1.200– a sumarse a esta “nueva propuesta que desde la CIEC queremos ofrecer al continente”, especificando que el Observatorio Interamericano de Educación Católica asumirá la tarea de estudiar, investigar, proponer y acompañar la reflexión sobre los principales desafíos y compromisos a los cuales debe responder la educación católica en América.

La construcción de una agenda común

Ante los retos que conlleva la gestión para el aprendizaje, la innovación y la creatividad –tema central del Congreso de este año– “desde la CIEC queremos proponer la necesidad de plantear una agenda común para la acción educativa de la Escuela Católica en América”, ha propuesto su secretario general.

De ahí que se espera que el nuevo Observatorio Interamericano “conlleve líneas y proyectos compartidos, redes robustas de reflexión, programas conjuntos, acuerdos curriculares, etc., que puedan impactar en el continente”.

Retroalimentar las prácticas educativas

En declaraciones para Vida Nueva, Pérez Sayago confía que “los planteamientos y las conclusiones que surjan de este 25º Congreso de la CIEC, nos ofrezcan importantes pistas para emprender este nuevo desafío, de modo que podamos retroalimentar las prácticas educativas de la escuela católica con nuevo conocimiento, y proponer nuevos proyectos para el desarrollo de la Región”.

“La investigación y la reflexión en la escuela católica tiene que mirar más al presente y al futuro, para no quedarse estancada en el pasado –añade–, porque nuestra misión de ‘evangelizar educando y educar evangelizando’ también pasa por la capacidad de generar mejores posibilidades de vida, de modo que la educación haga posible la inclusión y la participación de los grupos vulnerables y al margen de estas nuevas dinámicas del aprendizaje, la innovación y la creatividad, en la sociedad del conocimiento”, concluye el secretario general de la CIEC.

Actualizado
11/01/2018
Compartir