Benedicto XVI respalda a Müller: “Has defendido las tradiciones en el espíritu de Francisco”

  • El Papa Emérito participa en un libro homenaje del cardenal alemán por su 70 cumpleaños
  • “Un sacerdote y, ciertamente un obispo y un cardenal, nunca se jubila”, asegura Ratzinger

El Papa Benedicto XVI, con el cardenal Müller en una imagen de archivo

Dentro de todas las reformas emprendidas por el Papa Francisco a lo largo del año 2017, una de las más significativas es el relevo al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe del cardenal alemán Gerhard Ludwig Müller. El pasado mes de julio Francisco daba a conocer su decisión de no renovarle en el cargo y apostar por el jesuita español Luis Francisco Ladaria como prefecto.

Este cambio se producía tras las críticas en público realizadas por el propio Müller tanto a la convocatoria y métodos utilizados en los dos sínodos dedicados a la familia como a la exhortación Amoris Laetitia, especialmente en lo referido a los divorciados vueltos a casar. Unas discrepancias que se acrecentaron en sucesivas entrevistas y apariciones públicas posteriores a dejar su responsabilidad en el Vaticano.

Un escrito coral

Sin embargo, el año se despide con un libro publicado con motivo del 70 cumpleaños del cardenal -nació un 31 de diciembre- y coincidiendo también con los 40 años de su ordenación sacerdotal. Bajo el título “El Dios Uno y Trino. Fe cristiana en la era antigua” (Herder), este manual escrito en alemán cuenta con diversas firmas notables como Reinhard Marx, Angelo Scola, Kurt Koch, Rino Fisichella, Bruno Forte o el propio Ladaria.

Sin embargo, entre todas las firmas, sobresale la de Benedicto XVI. “Has defendido las claras tradiciones de la fe, pero en el espíritu del Papa Francisco has tratado de comprender cómo se pueden vivir hoy”, escribe Joseph Ratzinger sobre Müller, que recuerda que fue Pablo VI quien limitó a cinco años los mandatos de los cargos vaticanos. Aun así, el Papa emérito apunta que el cardenal Müller continuará “sirviendo públicamente a la fe” como sacerdote y teólogo. Es más, Benedicto XVI apostilla en su escrito que “un sacerdote y, ciertamente un obispo y un cardenal, nunca se jubila”.

 

Noticias relacionadas
Actualizado
27/12/2017
Compartir