El cardenal O’Malley: “El cardenal Law fracasó en su responsabilidad pastoral”

El cardenal Sean P. O'Malley , en la celebración de una eucaristía/CNS

La muerte del cardenal Bernard F.Law, el purpurado que se vio obligado a renunciar como arzobispo de Boston por encubrir casos de pederastia ha dado la vuelta al mundo, como lo hizo Spotlight, la película que ilustraba esta sombra de los abusos a menores por parte de sacerdotes.

Una vez más, su sucesor, el cardenal O’Malley ha dado un paso al frente para pedir perdón una vez más por unos hechos que arruinaron económicamente a la Iglesia de Boston y que minaron su credibilidad.

“A esos hombres y mujeres víctimas, les pido mis más sinceras disculpas por el daño que sufrieron, mis oraciones permanentes y mi promesa de que la Archidiócesis les apoyará en sus empeño por salir adelante”, expresa el arzobispo de Boston en un mensaje en que reconoce que Law “fracasó seriamente en sus responsabilidades de cuidar pastoralmente a su pueblo con resultados trágicos”.

En este texto, O’Malley recuerda cómo “desde que llegué a la diócesis, mi objetivo principal siempre ha sido trabajar para sanar las heridas y reconciliar a las víctimas, a sus familias y la comunidad de los católicos para quienes los abusos fueron una experiencia devastadora y una gran prueba de fe”.  De nuevo, el cardenal de Boston, sin buscarlo, se presenta como ejemplo de cómo la Iglesia ha de afrontar una de las lacras más graves y mediáticas de las que hoy adolece.

El regalo de los obispos argentinos a Macri: el Compendio de la Doctrina Social

En un país tan polarizado como Argentina, cada movimiento, cada palabra y cada gesto de los actores políticos adquiere una relevancia hiperbólica. Así ha sucedido en el encuentro entre los obispos y el presidente Macri.La petición de la Iglesia para que el Gobierno tenga una mirada a los que más lo necesitan y planteen que “el esfuerzo principal se realice por los que tienen más”, vino secundada con un regalo más que significativo.

Los obispos, con su presidente Ojea al frente, le regalaron el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. De hecho, días antes, el obispo ya señaló públicamente en relación a la reforma laboral que tiene entre manos el Ejecutivo que “para la Doctrina Social de la Iglesia, el trabajo no es una mercancía, sino que es constitutiva de la dignidad humana y es un gran elemento”. Regalo pues, con recado.

El trabajo de Manos Unidas en Ecuador, ejemplo para la Cooperación Española

El aplauso a las ong de la Iglesia no solo llega de dentro, sino que la profesionalidad de la que gozan, también están más que reconocidas en el ámbito del tercer sector. Prueba de ello es la felicitación hecha por la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo a Manos Unidas, a raíz de la publicación del libro “Género y Desarrollo. Más de una década de Cooperación Española por los Derechos de las Mujeres en Ecuador”.

A través de una carta, el organismo estatal responsable de los programas españoles de desarrollo en el exterior, ha valorado el esfuerzo de Manos Unidas en defensa de la promoción de la mujer en el país andino, expresando el deseo de que el trabajo coordinado entre ambas entidades “siga dando tan buenos resultados como hasta ahora”.

Lo cierto es que la ong de la Iglesia en Ecuador se materializa en proyectos y convenios que buscan el empoderamiento de las comunidades locales, con una atención especial para fortalecer el papel de la mujer como sostén de la familia y motor de la sociedad.

Actualizado
20/12/2017
Compartir