El Papa celebra el centenario de la patrona de los migrantes

  • Francisco ha elogiada a santa Francisca Cabrini, italiana enviada a los Estados Unidos, como “una auténtica misionera”
  • Ha recordado a las Misioneras del Sagrado Corazón, durante una audiencia, que su misión “es de una extraordinaria actualidad”

El Papa ha recibido en audiencia esta mañana a las Misioneras del Sagrado Corazón de Jesús con motivo del centenario de la muerte de santa Francesca Cabrini, patrona de los migrantes, que se celebra el próximo 17 de diciembre.

Santa Francesca fue una auténtica misionera”, les ha dicho Bergoglio, recordando que ella siempre quiso ir a China hasta que el papa León XIII, en tono de broma, le dijo “no vayas al este Cabrini, ve al oeste” encomendándole así el cuidado de los emigrantes que partían al Nuevo Mundo en busca de una vida mejor. “Este es el ejemplo de la verdadera vocación –ha dicho el Papa– olvidarse de uno mismo para entregarse completamente al amor de Dios. No fue donde ella quería ir, sino donde él había preparado el camino para ella, el camino del servicio y la santidad”.

Francisco ha señalado que la misión de la santa italiana, incluso hoy “es de una extraordinaria actualidad, porque los emigrantes tienen más que nunca necesidad de buenas leyes, desarrollo, organización… Pero sobre todo necesitan ser escuchados, necesitan amor y cercanía, ser acompañados; necesitan a Dios”. Así ha recordado a los presentes que su misión es continuar con la labor de su fundadora.

Mirar al corazón de las personas

El Pontífice ha agradecido a Dios el coraje y la santidad de la madre Cabrini, “que reconocía a Dios en los ojos de todos aquellos que acudían a ella, mujeres trabajadoras, niños huérfanos, jóvenes que empezaban a delinquir… debemos dar gracias por su santidad”. También ha destacado su sentido de la acción apostólica y la gran energía que poseía para realizar un trabajo tan complicado y vivir una vida tan llena de dificultades y viajes interminables “todo para propagar la fuerza del Evangelio”.

Por último, Francisco ha resaltado la fe de la santa en el Sagrado Corazón de Jesús, y su amor hacia Él, “lo que la hacía capaz de mirar al corazón de todo el que se le acercaba para corresponderles de forma coherente. Este centenario nos recuerda que debemos ser capaces de comprender las dificultades de nuestro tiempo, interpretarlos a la luz de la Palabra de Dios y dar una respuesta que concuerde con el corazón de cada persona” ha concluido el Papa.

Noticias relacionadas
Actualizado
10/12/2017
Compartir