La Iglesia brasileña celebró el Día Nacional de la Familia

  • La Pastoral Familiar de la conferencia brasileña de obispos manifiesta su preocupación frente a los “ataques a la dignidad de la familia” en en país
  • “La misión de los cristianos es luchar por las familias”, afirma el organismo eclesial

En Brasil, el Día Nacional de la Familia coincide con la Solemnidad de la Inmaculada Concepción. La Pastoral Familiar de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) celebra cada 8 de diciembre con la mirada puesta en todas las familias brasileñas, “pues ellas desempeñan un importante papel en la sociedad, a pesar de que viene pasando por tantos atropellos”, como recoge el portal de la CNBB.

 “La familia es el termómetro de la realidad social”

Para el presbítero Jorge Alves Filho, asesor de la comisión episcopal para la Vida y la Familia de la CNBB, “la familia es como el termómetro de nuestra realidad social”. En este sentido, el sacerdote expresa su preocupación ante los múltiples “ataques a la dignidad de la familia” que vienen sucediendo en el país: “el desempleo, la falta de vivienda digna, las precarias condiciones de salud y educación, así como el deseo de implantación de la ideología de género y tantos otros factores vienen fragilizando nuestras familias”, asevera el religioso.

Frente a estas realidades, la Pastoral Familiar considera que “la misión de los cristianos es luchar por las familias, ayudarlas a mantenerse de pie, con la cabeza levantada, sin miedo de demostrar al mundo que vale la pena ser familia”. Para ello, la Iglesia brasileña recuerda la necesidad de anunciar “el evangelio de la familia”, evocando la insistencia del papa Francisco a llevar adelante el evangelio de la alegría, del amor, que se opone a la ‘cultura del descarte’ y al individualismo.

Jesús nació en una familia

En el contexto de este tiempo de Adviento, en clima de preparación para la Navidad, la Pastoral Familiar de la CNBB acentúa que “el niño Jesús nació de una familia y se hizo familia en Nazaret”.

En palabras del padre Alves Filho, la invitación es a “que este espíritu de Adviento nos ayude a esperar siempre con el corazón abierto al Niño-Dios”, implorando a “la Virgen de Nazaret, madre del hijo de Dios, para que nos ayude a decir siempre sí para que los proyectos que Dios tiene con nosotros sean realizados en pro de la familia”.

Así, a la luz de la familia de Nazaret, el asesor de la comisión episcopal para la Vida y la Familia considera que “celebrar el día de la familia es celebrar el día de tantas Marías, de tantos Josés y de tantos niños sin padres y sin hogar”.

Eslabón fundamental de la sociedad

Desde 1963 Brasil celebra el Día Nacional de la Familia el 8 de diciembre de cada año. El Decreto No. 52.748, que lo instituyó, defiende que “la familia, desde las etapas iniciales de la civilización, viene constituyendo la célula-base de los aglomerados humanos”. Aún más, “en las sociedades perfectamente organizadas e independientemente de ideología, sistema político, organización social o credo religioso, la familia continúa siendo el eslabón fundamental de las mismas”, se lee en el documento.

Actualizado
09/12/2017
Compartir