La Iglesia chocoana pide la prologación del cese entre el ELN y el Gobierno

En su mensaje de Navidad la Diócesis de Quibdó le exige al Estado detener la acción de grupos paramilitares

La Diócesis de Quibdó le ha pedido al Estado colombiano detener la acción de grupos paramilitares en Chocó. Esto, en el marco de una exigencia por el mejoramiento de las condiciones de seguridad de la población civil y por soluciones a la crisis humanitaria de la región.

La jurisdicción dirigida por el obispo Juan Carlos Barreto emitió un mensaje de Navidad en el cual llama al avance de los procesos de reconciliación y a la consolidación de una paz justa, incluyente y duradera.

Reafirma la Iglesia chocoana su opción por la no violencia activa, a la luz del pensamiento cristiano. Pide a la comunidades parroquiales que la conforman protagonizar una evangelización liberadora y abrazar la bandera de la paz.

Al pueblo chocoano la diócesis lo anima a perseverar en la exigencia del respeto a sus derechos de verdad, justicia, reparación y no repetición, como uno de los pueblos que más ha sufrido por cuenta del conflicto armado.

La jurisdicción se dirige, a la vez, al Ejército de Liberación Nacional, guerrilla que ha fortalecido su influencia en el departamento, luego del desarme de las FARC. Solicita que un delegado del Frente Occidental de Guerra participe en la Mesa de Quito, en donde tiene lugar el proceso de negociación con el Gobierno.

La Iglesia clama para que termine la presencia armada entre las comunidades, el reclutamiento de menores y el asesinato de líderes sociales. Al Gobierno y a la guerrilla le piden que el cese al fuego previsto hasta el 9 de enero próximo sea prolongado permanentemente al llegar la fecha.

“La Navidad, fiesta de amor y reconciliación, es una oportunidad maravillosa para que, iluminados por el ejemplo de Jesús, María y Jesús, caminemos al encuentro  solidario de un pueblo  que anhela encontrar la paz fundamentada en la justicia”, concluye el pronunciamiento.

 

Actualizado
08/12/2017
Compartir