El Papa agradece el árbol y el Nacimiento de la Plaza de san Pedro

  • “El pesebre nos invita a imitar a Jesús con las Obras de Misericordia”, ha recordado
  • “Navidad es una oportunidad para estar más atentos a los pobres”

Francisco ha recibido en audiencia esta mañana en el Aula Pablo VI del Vaticano a las delegaciones de Polonia y la Abadía de Montevergine, que han regalado este año al Vaticano el Árbol de Navidad y el Nacimiento instalados en la romana Plaza de San Pedro.

En la audiencia, les ha agradecido sus regalos tanto a ellos como a los niños de los departamentos de oncología de las zonas de terremotos italianas, quienes coordinados por la asociación Condesa Lene Thun han realizado las decoraciones.

“La decoración hace más visible la Navidad”

El Papa ha explicado el lenguaje simbolico de árbol y Nacimiento, que “hacen más visible cada año el Nacimiento del Hijo de Dios“. Ha dicho que son símbolos de la compasión del Padre que nos mandó a su Hijo para morir por nuestros pecados. Concretamente el árbol, “se eleva hacia arriba y nos estimula para tender la mano hacia los dones más elevados, a elevarnos sobre las nubes y experimentar lo hermoso y alegre de la luz de Cristo“. Además, Bergoglio ha recordado que el árbol es un símbolo de la fe.

Por otra parte, en el pesebre y su simplicidad “nos encontramos y contemplamos la ternura de Dios, manifestada en la del Niño Jesús“. Francisco ha ido más allá y ha advertido de que el pesebre, en el que Jesús nace “para tomar sobre sus hombros las miserias del mundo” lo que es una invitación para hacer lo mismo “a través de las obras de misericordia“. Como es costumbre, Francisco se ha acordado también de los tesoros de la Iglesia, “La Navidad del Señor es una gran oportunidad para acordarnos de nuestros hermanos más pobres y sus necesidades”.

Finalmente ha agradecido de nuevo muy alegremente los regalos “Gracias por vuestro testimonio y por hacer que la Navidad aquí sea más hermosa, que los peregrinos y visitantes de todo el mundo lo puedan admirar. ¡Gracias! ¡Gracias!” ha concluido Francisco.

El árbol y el Nacimiento, que han sido instalados en las últimas semanas, se iluminarán esta noche por primera vez.

Actualizado
07/12/2017
Compartir