Siete características del voluntario de Cáritas

  • En el Día Internacional de los Voluntarios, la entidad eclesial agradece el compromiso de 85.000 personas que colaboran con ella
  • La Plataforma del Voluntariado de España advierte de que el número de voluntarios está descendiendo e invita a “sembrar la semilla” de la solidaridad
  • “El voluntariado es parte esencial de nuestra identidad y una de nuestras principales fortalezas”, señalan, por su parte, desde Manos Unidas

manos de voluntarios

Con motivo del Día Internacional de los Voluntarios, que se celebra el 5 de diciembre, Cáritas Española ha publicado un Manifiesto para poner en valor a los 85.000 personas que de manera altruista y comprometida desarrollan una inconmensurable labor, sin la cual el trabajo de la entidad eclesial no podría realizarse.

Estos 85.000 voluntarios más los 4.800 trabajadores remunerados más la “legión” de socios y colaboradores son “el motor” de Cáritas, son “los que están en primera línea a la hora de acoger, escuchar y acompañar” a las personas excluidas de cualquier ámbito de la socidad, y son los que logran que estas personas sean ellas mismas “las protagonistas” en los procesos que les llevan a recuperar sus derechos y su dignidad.

Porque lo que Cáritas promociona no es la donación puntual, sino la implicación constante, les da las gracias precisamente por eso, por su compromiso. Y de su Manifiesto se extraen las siete características del voluntario de Cáritas:

Siete características

  1. Los voluntarios de Cáritas son “personas comprometidas que se dan a sí mismas para ayudar a los demás”, que “ponen su granito de arena para mejorar el mundo en el que viven”.
  2. Son “personas que no quedan indiferentes ante el sufrimiento de su prójimo y se movilizan, se ponen manos a la obra”
  3. Para los voluntarios de Cáritas, “comprometerse es un modo de ser, de relacionarse, de entender la vida y compartirla creando fraternidad”.
  4. Para ellos, “la solidaridad no es un sentimiento de vaga compasión o de superficial ternura hacia los males” de tanta gente, sino “la determinación firme y perseverante de empeñarse en el bien común”.
  5. Los voluntarios de Cáritas están llamados a “crear espacios de humanidad y de encuentro donde las personas excluidas, empobrecidas, heridas, olvidadas… se sientan en familia, sientan que son importantes para alguien”.
  6. Ellos “toman partido en la historia de la humanidad y se convierten en agentes de cambio, capaces de poner a la persona en el centro” de la mirada, de la palabra y de la acción.
  7. Ellos viven “entregados al compromiso de mejorar la vida de los que están caídos en nuestro entorno”, y eso contribuye “a mejorar este mundo”.

Desciende el número de voluntarios en España

En España, el perfil del voluntario es el de un hombre o mujer de unos 24 años, con estudios universitarios y sin cargas familiares. Lo dice el Observatorio de la Plataforma del Voluntariado de España (PVE), que ha presentado los resultados de su último estudio precisamente coincidiendo con el Día Internacional de los Voluntarios.

El perfil de la persona voluntaria “ha dejado de ser mayoritariamente femenino”, dicen, y advierten de dos datos que no son precisamente para celebrarlos: el voluntariado ha caído en España casi un 1% con respecto al año pasado (del 9,3% en 2016 al 8,5% en 2017, siendo la media europea del 24%) y el 63% de los españoles no colaboran con ninguna causa social (lo que supone también una reducción, según la PVE).

En números absolutos, hay alrededor de tres millones y medio los voluntarios, “pero no son muchas, si se trata de atender todas las necesidades que nos rodean”. Los ámbitos donde hay más demanda de manos son el voluntariado social (53,1%), voluntariado educativo (11,6%) y voluntariado socio-sanitario (10,7%).

“Sembrar la semilla”

¿Y dónde nació esa inquietud por ayudar al otro? Dice la PVE que los colegios son el “principal agente de transmisión del voluntariado”: el 80% de los voluntarios entre 14 y 24 años recibieron información en los centros educativos; el 22,5%, en la familia; el 19,7% en los medios de comunicación; y el 15,2% se vieron impactados de alguna manera por los testimonios de sus amigos.

Cáritas Española, como miembro de la PVE, se suma al llamamiento de esta para invitar a “sembrar la semilla del voluntariado en nuestra sociedad”, insistiendo en el papel que estos juegan para transmitir valores desde la ifancia, “porque ese compromiso con la solidaridad como alternativa al egoísmo es uno de los contenidos más importantes que puede recibir el alumnado en cualquier aula de nuestro país”.

Las mujeres de Manos Unidas

También Manos Unidas ha querido aprovechar la fecha del 5 de diciembre para homenajear con un vídeo a sus 5.089 voluntarios, que suponen el 97% de todos los trabajadores de esta ONGD católica. “El voluntariado es parte esencial de nuestra identidad y una de nuestras principales fortalezas”, asegura la presidenta –y voluntaria–, Clara Pardo Gil.

En Manos Unidas la mayoría de los voluntarios sí que son mujeres, en torno al 80% actualmente, algo que no sorprende, pues la organización fue fundada por mujeres “con un manifiesto redactado en femenino que todavía hoy nos impacta por su lucidez y valentía”, señala el coordinador del Departamento de Voluntariado, Julián Jiménez.

La otra tendencia que caracteriza el voluntariado de Manos Unidas en los últimos años es la presencia creciente de jóvenes y de personas “muy cualificadas profesionalmente”.

Noticias relacionadas
Actualizado
05/12/2017
Compartir