El Papa, a las Academias Pontificias: “Sepan hablar al corazón de los jóvenes”

Jóvenes de la diócesis de Teruel en la JMJ de Cracovia

Francisco busca que toda la Curia se ponga en clave “millennial” con la mirada puesta en el Sínodo de 2018. Desde ahí se comprende su mensaje a las siete Academias Pontificias que se han reunido hoy en sesión pública bajo la coordinación del cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del Pontificio Consejo para la Cultura.

Parafraseando a San Agustín, el Papa argentino invitó a los académicos a que «sepan hablar al corazón de los jóvenes, sepan atesorar el riquísimo patrimonio de la tradición latina para educarlos en el camino de la vida y acompañarlos a lo largo de los senderos ricos de esperanza y de confianza, tomando la experiencia y la sabiduría de cuantos han tenido la alegría y la valentía de ‘volver en sí’ para seguir su propia identidad y vocación humana».

En esta misma línea, y en el contexto del premio anual que se realiza en este evento, les recordó el desafío que tienen entre manos de “conjugar los itinerarios de investigación expresados por los autores latinos, clásicos y cristianos, con una temática de absoluta centralidad no sólo en la experiencia cristiana sino también en la meramente humana”.

Con la parábola del Hijo Pródigo como telón de fondo, el Papa apuntó que la necesidad de generar un dinamismo interior y exterior que ponga en marcha “el camino de la conversión, del cambio profundo, coherente y no hipócrita, y por lo tanto del auténtico desarrollo integral de la persona”.

Ultimo adiós al secretario de Bergoglio en la curia de los jesuitas

Fue el secretario y chófer de Jorge Mario Bergoglio durante seis años, de 1973 a 1979, cuando el actual Papa era el provincial de los jesuitas en Argentina. El jesuita Salvador Ángel Mura se convirtió entonces en confidente de Francisco, en tanto que fue su sombra en un tiempo nada fácil para Bergoglio.

De ahí que ayer el Pontífice no dudara en presentarse en la Curia General de los Padres Jesuitas en Roma, para rendirle un último homenaje y rezar por él ante su ataúd durante diez minutos. El hermano Mura, como se le conocía en la orden, falleció el pasado 2 de diciembre a los 84 años.

La macrocausa de los 465 mártires, camino de Roma

En caso de prosperar -y no parece que sean muchos los escollos-, se convertirá en una de las macrocausas de beatificación más multitudinarias de cuantas se han llevado a cabo respecto a la persecución religiosa del siglo XX.

En estos días se ha dado un nuevo paso hacia adelante, después de que la diócesis de Ciudad Real haya clausurado la fase diocesana de los cien mártires de la región que se suman a otros tantos de las cinco diócesis toledanas. Aunque están unidas en un mismo proceso, cada diócesis presenta la documentación a Roma por separado.

“El proceso sigue adelante y cuando llegue, todos podremos venerar a los mártires”, se mostró convencido el obispo Gerardo Melgar que cumplió con la tradicional entrega de las cajas cerradas con toda la investigación diocesana al sacerdote José López Teulón, postulador de la llamada Causa Toletana, como responsable de coordinar el proceso ante la Congregación para la Causa de los Santos en Roma.

El sacerdote secuestrado en Bangladesh huye de sus secuestradores

El padre William Walter Rozario apenas puede hablar. El trauma que le generó el secuestro que sufrió tres días antes de la llegada del Papa Francisco a Bangladesh no le resultara fácil de olvidar. El sacerdote fue raptado en Bonpara, al norte del país y fue hallado a unos 400 kilómetros de allí, en la frontera con India.

Cuando logró huir de sus secuestradores, llamó a su hermano que fue quien se puso en contacto con la Policía para que pudieran localizarle. Afortunadamente y tras ser atendido por los servicios sanitarios, se ha certificado que físicamente no sufrió ningún tipo de violencia.

Actualizado
05/12/2017
Compartir