Francisco: “También la generación selfie busca pleno sentido a sus vidas”

  • El Papa envía un mensaje al Congreso Internacional ‘Pastoral Vocacional y Vida Consagrada. Horizontes y esperanzas’
  • Rechaza “la pastoral show o pastoral pasatiempos” y señala tres desafíos y siete características que han de transformar la pastoral

papa Francisco con un grupo de jóvenes que les hacen fotos

La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA) ha organizado, este pasado fin de semana del 1 al 3 de diciembre en Roma, un Congreso Internacional bajo el título ‘Pastoral Vocacional y Vida Consagrada. Horizontes y esperanzas. El objetivo de este encuentro ha sido preparar el próximo Sínodo de 2018 que versará sobre los jóvenes, por lo que han convocado “a todos aquellos que están comprometidos en este desafío extraordinario para mirar la realidad en la búsqueda de nuevos caminos”.

Congreso Internacional de Pastoral Vocacional y Vida Consagrada Roma diciembre 2017

El cardenal Braz de Aviz y monseñor Rodríguez Carballo presidiendo el Congreso

Francisco quiso también participar en este congreso, a pesar de coincidir con su viaje apostólico a Myanmar y Bangladesh. Por ello redactó un mensaje para sus participantes en el que ofrece varias claves para la nueva pastoral.

Dado que el Papa quiere ser muy claro respecto al tema, y más aún teniendo en cuenta que anticipa el Sínodo de octubre del próximo año, ha dividido su mensaje en tres partes distintas: convicciones, desafíos y características.

Convicciones

La primera convicción del Pontífice es que “hablar de pastoral vocacional es afirmar que toda acción pastoral de la Iglesia está orientada a (…) ayudar al creyente a descubrir el camino concreto para realizar el proyecto de vida al que Dios lo llama”.

Es por ello que el Papa afirma que la pastoral vocacional es el centro de la evangelización y por ello “no puede reducirse a actividades cerradas, pues sería caer en el proselitismo”. Recomienda, pues, “colocarla en estrecha relación con la evangelización, la educación en la fe (…) y en especial con la pastoral de la familia, de tal modo que los padres asuman, con gozo y responsabilidad, su misión de ser los primeros animadores vocacionales de sus hijos”.

En segundo lugar, Francisco recuerda que la pastoral vocacional “va de la mano con la juvenil” ya que no hay terreno más fértil para las vocaciones que la juventud. Del mismo modo, considera que la pastoral juvenil “solamente es completa si está abierta a la dimensión vocacional.

Por tanto –continúa el mensaje– la dimensión vocacional de la pastoral juvenil no debe plantearse al final del proceso, sino a lo largo de todo el camino”.

La tercera y última convicción que el Papa señala en el mensaje es la oración como base de las vocaciones, algo que, como él mismo cita, queda muy claro en el Evangelio de san Mateo: “‘Rogad al Dueño de la mies que envíe obreros a su mies’. Puesto que la vocación es ante todo una llamada de Dios, solo puede resonar y hacerse sentir en la oración” ha sentenciado Francisco.

Congreso Internacional de Pastoral Vocacional y Vida Consagrada Roma diciembre 2017

Delegadas de la Conferencia Española de Institutos Seculares en el Congreso

Desafíos

A raíz de estas tres convicciones, el Obispo de Roma plantea tres desafíos. En primer lugar “la confianza”. Esta confianza que pide el Papa tiene dos caras, por un lado la confianza en el Señor: “Debemos estar seguros que él sigue suscitando en el Pueblo de Dios diversas vocaciones para el servicio del Reino”.

Por otro lado, pero no menos importante, ha pedido confianza en los jóvenes. “Los consagrados debemos permanecer despiertos para despertar a los jóvenes, estar centrados en el Señor para poder ayudar al joven a que se centre en él (…) hay muchos jóvenes que, aun perteneciendo a la generación ‘selfie’ (…) buscan pleno sentido a sus vidas, aunque cuando no siempre lo busquen en donde lo pueden encontrar”.

A raíz de este desafío surge otro, la lucidez. “Es esencial estar atentos y conocer el mundo de los jóvenes –continúa Francisco – de modo que podamos encontrar el mejor modo de anunciarles la buena Nueva y el evangelio de la vocación”.

El último desafío que propone es “la convicción de que el seguimiento de Cristo, también en la vida consagrada, merece la pena”. Para el Papa esta es la única manera de que la pastoral vocacional sea efectiva, ya que “e joven, como todos nuestros contemporáneos, ya no cree tanto a los maestros, sino que quiere ver testigos de Cristo”.

Congreso Internacional de Pastoral Vocacional y Vida Consagrada Roma diciembre 2017

El grupo español, uno de los más nutridos durante estas jornadas

Características

Finalmente, el Papa propone siete características para la Pastoral Vocacional:

  • Diferenciada: “Debe responder a lo que se plantea cada joven (…) Dios nos llama por nombre y apellido, y pide un camino personal”, ha recordado
  • Narrativa: en este sentido, el Papa pide a los consagrados que con sus actos “reflejen para los jóvenes el modelo a seguir: Jesucristo (…) Solo una propuesta de fe y vocacional encarnadas, tiene posibilidad de entrar en la vida de un joven”.
  • Eclesial: Francisco recuerda que la Iglesia es el único marco posible para las vocaciones: “Este marco eclesial pide a los jóvenes un compromiso y una participación en la vida de la Iglesia, como actores y no como simples espectadores.”
  • Evangélica y comprometida: Toda pastoral debe partir del centro de la fe, Jesucristo tal y como se nos presenta en el Evangelio. Por eso dice el Papa: “No valen compromisos meramente sociales. Lejos de la pastoral vocacional la ‘pastoral show’ o la ‘pastoral pasatiempos’. Al joven hay que ponerlo ante las exigencias del Evangelio”.
  • Acompañada: “Caminar con ellos, escucharles, provocarles, moverles para que vayan más allá de las comodidades en las que descansan, despertar el deseo, interpretarles lo que están viviendo, llevarles a Jesús y siempre favoreciendo la libertad”.
  • Perseverante: recordando la actitud habitual de los jóvenes, el Papa pide perseverancia y paciencia con ellos “sembrar y esperar pacientemente que la semilla crezca y un día pueda dar su fruto. La misión del agente de pastoral juvenil tiene que ser bien consciente que su labor es la de sembrar, otro hará crecer y otros recogerán los frutos”.
  • Juvenil: el Papa exhorta a “no tratar a los jóvenes como si no lo fueran. La pastoral debe ser dinámica, participativa, alegre, esperanzada, arriesgada, confiada. Y siempre llena de Dios”.

El mensaje del Papa concluye con dos sentencias concretas sobre la pastoral juvenil, “Que no hay respuestas mágicas” y que “se nos exige una conversión pastoral para poder conectar con los jóvenes”.

Noticias relacionadas
Actualizado
04/12/2017
Compartir